El Gobernador sigue favoreciendo a los "amigos".

Duro documento de los presidentes de los Concejos Deliberantes de Pehuajó, 9 de Julio y Carlos Casares

"Tras dos meses de protesta en Florencio Varela, el Gobernador Daniel Scioli ordenó anoche la suspensión del tarifazo de agua y cloacas al recibir una queja del jefe comunal" así se inicia un comunicado de prensa de DEUCO publicado bajo el título de "CAYO EL TARIFAZO DE ABSA", en el Diario El Tiempo de la Ciudad de 9 de Julio el día jueves 23 de abril.

Como presidentes de los Honorables Concejos Deliberantes de los partidos de 9 de Julio, Carlos Casares, y Pehuajó sentimos una sensación contradictoria que queremos hacer publica y compartir con los vecinos de nuestras localidades.

Por un lado, nos causa satisfacción la medida adoptada por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires mediante la cual se da marcha atrás con el aumento indiscriminado aplicado a la tarifa del servicio de agua y cloacas en el Distrito de Florencio Varela por entender que "no se puede aumentar la tarifa cuando el agua no es potable" según lo afirmado por el intendente municipal Julio Pereyra.

En tal sentido, en la Quinta Asamblea por el Agua Potable realizada por los Concejos Deliberantes de Carlos Casares, 9 de Julio y Pehuajó los concejales presentes manifestaron enérgicamente su rechazo al "aumento tarifario del servicio de agua corriente y desagües cloacales dispuesto por el Decreto 3.144 firmado por el Gobernador Daniel Scioli dado que el mismo no está asociado a un plan de obras destinado a la expansión y mejora del servicio", así quedó expresado en el Documento emanado de la mencionada asamblea.

Sin embargo, parece que en el modelo provincial de hacer política pesa más la relación de amistad de un intendente con el gobernador Scioli que la voluntad de los concejales municipales e intendentes que, en forma institucional y a través de los canales que corresponden, peticionan por lo que consideran justo para sus vecinos porque en nuestros municipios el aumento de tarifas sigue vigente como también los elevados niveles de arsénico, nitratos y vanadio.

Este accionar es precisamente el que hace que frente a la noticia de suspensión del aumento en Florencio Varela se nos generen sensaciones encontradas.

En nuestros municipios, desde hace muchos años, consumimos agua no potable que enferma a nuestros vecinos y pone en riesgo la salud pública municipal.

Frente a esta situación, los intendentes de Carlos Casares y 9 de Julio, los Concejos Deliberantes de los citados distritos y de Pehuajó y vecinos organizados en Comisiones Fiscalizadoras o Vecinos Autoconvocados, acordaron trabajar en forma conjunta para mejorar la calidad del agua de consumo peticionando y reclamando a las autoridades provinciales la realización de las obras que permitan mejorar la calidad y cantidad de agua.

La pregunta que nos hacemos es ¿por qué el gobernador Scioli suspende el tarifazo en Florencio Varela y no en 9 de Julio, Carlos Casares y Pehuajó y en tantos otros municipios que consumen agua no potable?.

Si comparamos los casos de nuestros municipios con el de Florencio Varela encontramos varias similitudes:

Los cuatro distritos se organizaron y pusieron en marcha mecanismos de reclamos por la cantidad y calidad del agua para el consumo humano.

Los mencionados reclamos fueron acompañados por distintos sectores políticos, sociales y comunitarios.

Los reclamos vienen de larga data y fueron anteriores al incremento de las tarifas.

Representantes de los cuatro municipios mantuvieron reuniones con autoridades provinciales y de la empresa ABSA sin obtener respuestas positivas.

Sin embargo, tenemos algunas diferencias:

El gobernador Scioli atendió al Intendente de Florencio Varela, lo escucho, lo comprendió y actuó en consecuencia. A nosotros, ni siquiera nos responde las notas enviadas luego de cada Asamblea por el Agua Potable, ni hablar de escucharnos, comprendernos y darnos soluciones.

La población de nuestros distritos, en forma conjunta, implican sólo un tercio de los habitantes de Florencio Varela.

Nuestros municipios cuentan con dos intendentes que no pertenecen al partido del gobernador Scioli.

Nuestra pregunta sigue sin respuesta... ¿Por qué frente a una misma problemática, el gobierno de la provincia ofrece respuestas distintas?... ¿será porque somos pocos habitantes y no reunimos la fuerza suficiente para llegar a las autoridades provinciales competentes?, ¿Será por qué los nitratos o el arsénico de nuestros municipios son menos nocivos que los de Florencia Varela?.

No podemos afirmar nada de eso, pero si podemos poner de manifiesto nuestra indignación por el trato diferenciado que hace el gobierno de la provincia de Buenos Aires y ratificar nuestro compromiso de trabajo, al lado de nuestras comunidades, para que el agua que consumimos no nos siga envenenando.

Comentá la nota