El gobernador resaltó la generación de trabajo como fuente de dignidad

Objetivo. La apertura de una industria con 500 trabajadores sirvió de contexto para graficar la política de gobierno en materia productiva. Destacó los esfuerzos para "dar a la gente la dignidad del trabajo".
El gobernador Gerardo Zamora destacó el constante crecimiento productivo de Santiago del Estero, a partir de la ejecución de obras de infraestructura y de las herramientas legales que ofrece la provincia para atraer capitales inversores que "generen fuentes de trabajo y den dignidad a los trabajadores y a sus familias".

Así lo expresó en el discurso que ofreció anoche, minutos después de dejar inaugurado junto con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner una imponente planta frigorífica ubicada a dos kilómetros de la ciudad de Forres, donde trabajará medio millar de personas, en su mayoría residentes de la zona.

La comitiva llegó pasadas las 21.15 al predio de la empresa Forres-Beltrán SA, después de aterrizar en helicóptero en Forres, tras haber inaugurado otro emprendimiento fabril en Frías. Desde allí partieron en combi al frente de una larga caravana que los acompañó hasta la entrada al frigorífico, donde cientos de invitados especiales fueron testigos de los discursos ofrecidos por la mandataria nacional, el gobernador y el director del frigorífico, Ricardo Schiavoni, en una carpa climatizada montada especialmente para la ocasión.

"Venimos acompañando a la presidenta desde la ciudad de Frías, donde se inauguró una planta harina de soja, aceite de soja y de biodiésel, una de las más importantes del país, y venimos a Forres a inaugurar un frigorífico con capacidad exportadora que será uno de los más importantes, no sólo de la región sino también del país", dijo Zamora, para luego agradecer la decisión de los empresarios de invertir en Santiago del Estero.

Pero destacó fundamentalmente la decisión de llevar adelante una inversión de capital de riesgo en suelo santiagueño. Rescató en este punto el acierto de haber puesto en práctica la ley de promoción industrial, que es un incentivo para los empresarios a partir de la exención impositiva y la devolución del parte del capital fijo invertido en un tiempo determinado y a futuro. Destacó que, no obstante, "la inversión es genuina de cada uno de los emprendimientos industriales, y en este caso también".

"Creo que esto es importante por lo que vive el mundo, por los impactos de una crisis internacional que ha frenado industrias en el mundo, que ha eliminado puestos de trabajo y que todos los países, porque ninguno es una isla, entramos ahora en una etapa de recuperación. Pero aquí, en este país y aquí, humildemente, en la ciudad de Forres, en la provincia de Santiago del Estero, estamos inaugurando en la finalización de este año dos industrias más que se suman a las que ya existen con esta promoción", remarcó.

Recordó también que como parte de este proceso de reactivación productiva, en mayo pasado la Presidenta estuvo en La Banda, donde dejó inaugurada una fábrica de galletas. "Esto demuestra que el país no se detiene –completó- que la provincia tampoco se detiene, que se han sentado bases fundamentales y firmes para que exista infraestructura básica que en nuestra provincia hace pocos años no solamente no existía sino, que era impensable que podríamos tener más caminos, más energía, más agua, educación, viviendas y salud con inversión de políticas activas que puedan brindar estos servicios".

Agregó: "Todo esto demuestra parte de lo que significa esta verdadera inversión pública nacional, y nosotros, que a eso le sumamos el futuro, porque hablar únicamente de lo que hemos hecho hasta aquí no tendría sentido, hay todo un programa de emprendimientos, una mirada federal, un acompañamiento".

Impacto

A la hora de señalar todo lo que se genera a partir de la radicación de industrias en un lugar, el gobernador puso énfasis en que no todo se restringe a la obra pública, porque eso es apenas –dijo- el primer paso hacia el crecimiento de una región en torno a nuevos circuitos productivos que dan trabajo y mejoran la calidad de vida de la población.

"No es solamente ladrillo, hierro y cemento sin contenido –expresó- por más que la podamos implementar y dignificar en su momento. La recuperación del trabajo, la motorización del comercio y la generación de los circuito económicos, tienen un impacto directo y cuando se corta una cinta tiene mejores servicios, mayor capacidad energéticas, vías de comunicación, mejores viviendas, escuelas y hospitales".

"La obra pública si no tiene el verdadero contenido no sirve de nada, la obra pública hueca y vacía no tiene el fundamento de lo que hoy estamos hablando y de alguna manera con este corte de cintas lo estamos demostrando", sentenció.

Comentá la nota