El Gobernador reiteró que "es imposible" una suba salarial

Si bien Alperovich negó la posibilidad de otorgar mejoras salariales, en alusión al reclamo de los médicos, afirmó que la provincia fue una de las jurisdicciones que otorgó un mayor nivel de aumento.
Las posturas antagónicas entre el Poder Ejecutivo provincial y los médicos de los hospitales públicos tienden a profundizarse, como así también la crisis hospitalaria.

El gobernador José Alperovich, fue insistente al señalar que "es imposible" otorgarles una mejora salarial a los profesionales del sistema de salud, condición central para los huelguistas para levantar el quite de colaboración que ya supera los 10 días.

"Los docentes merecen ganar más, los médicos merecen ganar más, los empleados públicos merecen ganar más, pero el dinero tiene un límite, sino sería un demagogo, un mentiroso", afirmó Alperovich en su cotidiano contacto con los medios de prensa. "Si quieren sacar un aumento de donde no hay plata, es imposible", ratificó minutos antes de que los médicos realizarán una asamblea general en el Hospital Centro de Salud para definir el futuro del conflicto. (Ver nota aparte)

De todas maneras, expresó que respetará la continuidad de las medidas de fuerzas que dejan sin atención a los consultorios externos de los centros asistenciales. "Estamos en democracia, que cada uno tiene derecho a protestar, pero les soy sincero no tenemos plata", insistió tras agregar: "Soy un gobernador que cuando ha podido pagar, lo ha hecho; soy el que más feliz se pone cuando da aumento a la gente, pero no hay plata, por más que hagan paro, no hay plata y no hay por qué mentir".

Advirtió que hay provincias con serias dificultades financieras, a tal punto que no están pagando sueldos ni aguinaldos. "La mayoría de las provincias tienen dificultades pero nosotros estamos al día, más esfuerzo que el que estamos haciendo es imposible". En este sentido, dijo que Tucumán ha sido una de las jurisdicciones con mayores niveles de aumentos salariales.

Al respecto, los salarios nominales para el período enero a junio del corriente año, crecieron 6,7 por ciento, lo que significó 2,6 puntos porcentuales menos que para el mismo período de 2008, con lo cual se observa una desaceleración en el crecimiento, según la consultora abeceb.com.

Asimismo, las remuneraciones del sector público en junio de 2009 se incrementaron en menor medida que los del sector privado (1,4 por ciento contra 4,7 por ciento del sector privado registrado y 10,8 por ciento con respecto al no registrado).

A diferencia del periodo 2006-2007, cuando los incrementos de los salarios estaban explicados a partir de una economía "recalentada" que crecía al 8 por ciento, hoy el crecimiento se explica por la inercia inflacionaria heredada de este último período y no a cuestiones de mercado, ya que los niveles de actividad y demanda laboral se encuentran contraídos, según abeceb.com.

Pese a ser insistente en la idea de que el Estado no está en condiciones de aumentar los salarios, el titular del Poder Ejecutivo dio tranquilidad en torno a las proyecciones que realiza para lo que resta del 2009. Dijo que las finanzas públicas estarán ordenadas hasta fin de año y que nuestra provincia se destaca en este sentido a nivel nacional. "Estamos bien en la recaudación de Rentas y hemos eliminado a un montón de gastos", informó. De hecho, el organismo recaudador mantiene niveles que superan los 100 millones de pesos, siendo Ingresos Brutos el índice de mayor crecimiento.

A criterio del ministro de Economía Jorge Gustavo Jiménez, esto demuestra que en Tucumán la actividad y el consumo se mantuvo en niveles estables. "Si bien la crisis nos golpea, no lo hizo al nivel de otras jurisdicciones. Nos preparamos de mejor manera con las previsiones que realizamos", indicó el funcionario, manteniendo la línea del mensaje del Mandatario.

Fondos nacionales

Alperovich se distanció de los reclamos que realizan los gobernadores de la región al poder central sobre una mayor asistencia financiera a las provincias. "Todos pueden pedir plata, pero de dónde saca la plata el gobierno nacional", se preguntó, tras reclamar "ser serios en la vida". Estas apreciaciones tienen una estrecha relación con el reclamo que impulsa el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, para que las provincias pobres de la región reciban un fondo de 3.000 millones de pesos para achicar asimetrías. En tal dirección, el Mandatario salteño propuso crear este fondo anual para ser distribuido entre Catamarca, Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Corrientes, Chaco, Misiones, Formosa, La Rioja, San Juan, Entre Ríos y Tucumán. Urtubey destacó que estos fondos deberían ser repartidos en función de indicadores tales como el Producto Bruto Geográfico (PBG) per cápita y las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), entre otros. Bajo estos parámetros, Tucumán recibiría $ 500 millones y Salta, $ 400 millones. "Aplicando el dos por ciento de la masa coparticipable a estas provincias y dos por ciento al fondo del conurbano, en 14 años tenemos nuevos niveles de convergencia", dijo el Gobernador de la vecina provincia.

A criterio de Alperovich, el país está saliendo de lo peor de la crisis. Observó indicadores tales como la reactivación del consumo interno y de las ventas y la compra de dólares por parte del Banco Central. "La confianza y los indicadores marcan que el 2010 va a ser un buen año", manifestó.

A modo de metáfora, el titular de la cartera económica de la provincia Jorge Jiménez, dijo que "se detuvo la caída" en la que se encontraba el país y el mundo. "Si bien todavía no hemos salido de la crisis, la situación está mejorando notablemente", opinó. De todas formas, dijo que la provincia mantiene su política de profundizar el ahorro del gasto y sostener el nivel de ingresos para cumplir con todas sus obligaciones. Dijo que a raíz de este esfuerzo, Tucumán puede garantizar un año sin sobresaltos en materia de servicios a la comunidad y en salarios.

Comentá la nota