El gobernador recibió ayer a la Mesa Regional de San Justo

Los productores solicitaron la audiencia para abordar la difícil situación que atraviesa el centro - norte santafesino a raíz de la sequía y de las políticas nacionales para el sector agropecuario.
Hermes Binner recibió ayer por la mañana a los productores de la Mesa Regional de San Justo, quienes solicitaron la audiencia para abordar la difícil situación que atraviesa el centro - norte santafesino a raíz de la sequía y de las políticas nacionales para el sector agropecuario.

Los representantes del campo presentaron un documento que refleja la problemática en ese departamento y manifestaron su apoyo al gobernador santafesino en sus reclamos a la Nación, así como en la búsqueda de soluciones que ayuden a superar la crisis.

La reunión se desarrolló por espacio de más de una hora en el despacho del mandatario provincial, quien estuvo acompañado por el ministro de la Producción, Juan José Bertero. También participaron del encuentro el intendente de San Justo, Marcelo Mauro; y el senador por el departamento homónimo, Rodrigo Borla, entre otros dirigentes.

Del encuentro participaron los presidentes del Centro Comercial, Marcelo Bustamante; de la Sociedad Rural, Ítalo Marco; de la Cooperativa Agrícola Ganadera, Víctor Hugo Mazzaro; Edgardo Marenoni como representante de los productores autoconvocados; y el secretario general de la seccional local de la Unión Argentina de Trabajadores Portuarios y Estibadores (Uatre), Oscar González

También participaron los presidentes comunales de Videla y Colonia Esther, José Noceda y Alfredo Polini, respectivamente; y el presidente del Concejo Municipal de San Justo, Carlos Beltramino.

"Situación terminal"

Tras el encuentro, el senador Borla comentó que el documento presentado "desarrolla la situación dramática y terminal del sector agropecuario" y anunció que la semana próxima el gobernador hará una convocatoria para conformar la comisión que lo acompañará a la audiencia con la presidenta Cristina Fernández.

"La situación en San Justo y el norte de la provincia es terminal y si no hay medidas inmediatas del gobierno nacional para la producción, esto termina en un colapso económico y social", advirtió el senador.

Posteriormente, el intendente sanjustino destacó "el muy buen trabajo de la provincia. Nosotros nos sentimos acompañados, pero también falta la otra pata: el Estado nacional, que es el principal benefactor de todos los impuestos que se generan en el sector agropecuario".

"La provincia ya dio todas las ayudas concretas viables. Fuimos muy bien atendidos, se destinaron los fondos, se está priorizando qué es lo más necesario, pero la provincia ya no da para más, aquí es la Nación la que tiene que tener una intervención muy fuerte", dijo Mauro.

Finalmente, el intendente recalcó que el objetivo de la visita fue también "ofrecer al gobernador un apoyo concreto en su lucha prácticamente solitaria, porque entendemos que fue el único gobernador que defendió su provincia como correspondía. Venimos a apoyarlo en lo que él ha encarado, que es defender los derechos de la provincia, pero siempre desde el diálogo".

"No estamos en contra de los planes de autos, heladeras, etcétera, pero sí nos parece que tiene que haber medidas concretas para aquellos que producen, en este caso el sector agropecuario", concluyó.

Diagnóstico de la situación regional

El documento entregado al gobernador de la provincia solicita:

>> Declaración de desastre agropecuario en todos los departamentos afectados y solicitar la pronta homologación del mismo por parte del gobierno nacional.

>> Tener una línea de créditos por parte de la provincia para ofrecer al sector una tasa adecuada a la situación reinante.

>> Una línea de financiamiento por parte de la Nación a largo plazo y tasa cero para cancelar deudas y afrontar la nueva campaña agrícola.

>> A nivel provincial facilitar el pago de impuestos y erogaciones hasta tanto se supere la crisis.

El documento aborda por separado la situación de cuatro sectores: ganadería, agricultura, lechería y sistema financiero.

Ganadería

>> Respecto de la cría, la sequía produjo la muerte de miles de cabezas de ganado bovino y una importante disminución del índice de preñez; además no se pudo preparar una reserva forrajera para el invierno, por lo que los próximos 10 a 12 meses serán muy complicados.

>> Por las medidas del gobierno nacional en la actividad, los criadores reciben hoy por sus producciones valores similares a los de 2005 y aún menos si se encuentran en lugares distantes de los centros de comercialización.

>> En la invernada la crisis climatológica afecta de igual manera que a la cría, perdiendo kilaje, retrasando el engorde y la llegada al peso de faena.

>> Las medidas de la Nación impiden la exportación y hacer novillos pesados debido al cambio de las reglas de juego en pleno proceso de engorde.

Agricultura

>> La sequía afectó todos los cultivos de cosechas finas y gruesas, perdiéndose las de trigo, girasol y maíz.

>> Quedaron miles de hectáreas de soja por sembrar, mientras que las ya sembradas se ven afectadas por las condiciones climáticas.

>> Las medidas nacionales de intervención en el mercado, y un registro de exportaciones "que se abre y se cierra de acuerdo a las decisiones del funcionario de turno", sumado a las altas retenciones de cereales y oleaginosas colaboran para profundizar la crisis en el sector.

>> Esta situación llevará a que sea casi imposible para muchos productores cumplir con obligaciones con los acopios, cooperativas o casas de venta de insumos, sumando un problema más a la cadena de pago que ya se encuentra cortada.

Lechería

>> Por la sequía los tambos no puedan hacer sus reservas de forraje, necesarios para el invierno.

>> Los valores que recibe el tambero están muy por debajo de los costos de producción.

>> Las trabas a la exportación de leche en polvo y queso por parte del gobierno nacional agravan aún más la situación que, de continuar, producirá una acelerada desaparición de tambos.

Sistema Financiero

>> Los productores hoy no tienen acceso a créditos financieros acordes a la producción que realizan.

>> Además, las tasas del mercado son prohibitivas por su alto costo e incompatibles con la realidad que se vive, haciendo imposible cualquier operación.

>> Esto destruye el sector comercial de la región, empobreciéndolo y con una firme amenaza de desocupación.

Comentá la nota