El gobernador reafirmó voluntad de producir cambios en la Justicia

Jorge Capitanich dejó en claro que mantiene intacta su voluntad de "renovar" la justicia provincial con una serie de iniciativas que van desde la remoción de tres de los jueces del Superior Tribunal de Justicia -Ramón Ávalos, Ricardo Franco y Rolando Toledo- hasta reglamentar el concurso para acceder a los máximos cargos del Poder Judicial del Chaco.

Ayer anticipó que planea la convocatoria a sesiones extraordinarias de febrero para que la legislatura considere la reglamentación de los concursos de antecedentes y oposición para la designación de los miembros del STJ. "Sólo así podrán gozar de la legitimidad necesaria para ejercer el control de constitucionalidad y los actos jurisdiccionales", argumentó.

Un cambio

inevitable

"Es un cambio inevitable. Así como se renovó el Poder Legislativo, con la presidencia de Juan José Bergia, poniendo fin a una etapa extorsiva, vamos a impulsar cambios en el Poder Judicial porque urge una justicia autónoma, independiente, con jueces honrados, honestos e idóneos y, principalmente, sin vinculación partidaria", argumentó el gobernador.

El objetivo es mejorar la calidad institucional en todos los poderes del Estado provincial, señaló. En ese contexto le restó importancia a la acusación que lanzó el ministro del Poder Judicial, Ricardo Franco, de querer sumar poder, avanzando sobre la Cámara de Diputados, primero, y el Superior Tribunal de Justicia, después.

"Mis enemigos me honran", respondió escuetamente para luego marcar que es importante la voluntad política de transparentar la gestión pública, especialmente en la justicia con concursos de antecedentes y oposición, para la designación de los miembros del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

"Ningún juez provincial puede ni podrá decir jamás que le pedí o sugerí alguna vez cómo debe ser una sentencia. Eso jamás va a ocurrir porque éste gobernador quiere un justicia autónoma e independiente para todos y cada uno de los chaqueños", apuntó.

Comentá la nota