El gobernador protagonizó una conferencia bizarra, muy bizarra

El gobernador Oscar Jorge (PJ) habló hasta por los codos este mediodía. Detalló el viaje a la India con lujo de detalles. Y protagonizó una de las conferencias de prensas más bizarras de los últimos tiempos. Le pidieron, varias veces, que explicara qué había logrado para la provincia. Pero al final lo confirmó: en concreto, nada. "Pero esta relación abre un camino en lo comercial e institucional entre ambas naciones", agregó.
También dijo que en la escala en Marruecos hubo contactos y que podría llegar a la provincia una delegación de empresarios africanos. "Están muy interesados en el avance de la agricultura y la ganadería en el país. Específicamente en cuanto a embriones, tecnología y siembra directa", expresó.

Jorge arribó al país el sábado a la mañana. Estuvo una semana fuera de la provincia. Llamativamente, no fue acompañado por otros funcionarios pampeanos ni empresarios de la provincia.

En su conferencia, dedicó la mayor parte de los minutos en contar detalles de color. Intrascendentes. Y día por día: la opulencia de los edificios y monumentos indios, las "metralletas" que llevaban los guardias indios, los Mercedes Benz utilizados por el hotel donde se alojaban y las mesas que tenían más de 50 metros.

También dijo que se sintió mal en el avión y que reflexionó que debía ir al médico pero que al final no fue. Expresó que el embajador indio en Argentina era "muy gauchito" y contó con pelos y señales de las personas que se encontró en los aeropuertos, entre ellos "el hijo de Cheja" (sic), y los recuerdos que se trajo.

Además, dijo que vio una ciudad de Marruecos que estaba totalmente construida con ladrillos rojos. "Todo todo en rojo", dijo. Es más, mostró las tarjetas personales de empresarios y funcionarios, y gacetillas de la India. Nadie entendió para qué.

Una declaración picante

India es famosísima por sus especias. Entre ellas, el pimentón y la pimienta. Pero nuestro gobernador no pudo deleitarse con sus platos. Dijo que, como le hacía mal el picante, tuvo que elegir otro plato: "tuve que comer pollito grillado con verduras al vapor", expresó.

La reflexión sobre las uvas

Su reflexión sobre las uvas no tuvo desperdicio. Dijo: "es un mercado enorme. Si se les ocurrieran a los indios comer una uva por persona, necesitarían 1.100.000.000 de uvas". Punto final.

Comentá la nota