El gobernador piensa cambiar funcionarios

Se animó a garantizar que "todos" están bajo la lupa. La más dilatada acefalía se produce en la Secretaría de Justicia. Debe resolver la vacante producida por la jubilación de un vocal del STJ.
Como es habitual cada vez que termina un año, al Gobernador se le preguntó si estaba pensando en cambios dentro del gabinete y el mandatario respondió que en efecto, tal como es usual. Después, el tiempo suele diluir las ansias de reemplazo, sobre todo cuando se evalúa, con los nombres jaqueados y los promovidos sobre la mesa, si es mejor el remedio o la enfermedad.

En principio, se sabe que algunos corrimientos y otros reordenamientos de áreas y cargos se producirán apenas se transformen en ministerios las secretarías de la Producción y de Planeamiento e Infraestructura. Pero la verdad es que no se sabe a ciencia cierta por qué la ley de ministerios no termina de salir de la Legislatura. Si la norma es atenerse a lo que dicen fuentes generalmente bien informadas, la explicación debe buscarse en el hecho de que el gobierno ha estado a los saltos, de un temporal y una inundación con evacuados, a la puesta en escena de los avances para reactivar el ferrocarril. Y que, apenas encuentre un respiro, transmitirá la postura ante los cambios sugeridos, para que las cámaras legislativas terminen de resolver.

Hay, eso sí, algunas situaciones que sería recomendable considerar. De todas, la más acuciante es la vacancia en la Secretaría de Justicia, por añeja pero también porque en buena medida regula el funcionamiento, la operatividad nada más y nada menos que del Consejo de la Magistratura. No es la única, ciertamente. Pero ninguna tendría la hipotética relevancia de ésta.

Por fuera de estos juegos de contrapesos, lo que concentra la máxima atención es la inminente decisión de promover un reemplazante para el vocal del Superior Tribunal de Justicia, Juan Carlos Ardoy, que se acogió al beneficio de la jubilación. ¿Será un integrante del actual elenco gubernamental, sorprenderá con alguno de los convencionales que reformó la Constitución en 2008, recurrirá a un extrapartidario, insistirá con una mujer? Nadie se anima a conjeturar.

La agencia APF le consultó al mandatario sobre las alternativas que se le presentan, pero Urribarri se mostró remiso a proporcionar detalles. En concreto, aseguró que aprovechará las fiestas, "que es un buen momento para reflexionar tranquilo", para terminar de definir el nuevo perfil de su equipo, con el que tendrá que afrontar el segundo tramo de su mandato.

Cuando se le preguntó en qué áreas de su gabinete está pensando para realizar remociones mencionó "en todas", que es como contestar sin terminar de hacerlo. "No puedo hablar de una específica porque estaría adelantando nombres (que serían removidos) sin darlos", aclaró. Luego, anticipó que tiene "in pectore" el nombre de los reemplazados y sus reemplazantes.

La razón de las variaciones está en que los próximos dos años "serán muy importantes para la Provincia, no para el Gobierno ni para los políticos", consideró.

Urribarri precisó también que tiene en carpeta quiénes podrían ocupar cargos que han ido quedando vacantes en las segundas y terceras líneas del gabinete y también quién será el propuesto para ocupar la vocalía del Superior Tribunal que ha quedado disponible.

Acierta el despacho de la agencia cuando recuerda que desde que Walter Carballo pasó en abril a ocupar la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Paraná, la Secretaría de Justicia está acéfala. Y que lo mismo ocurre con el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia desde la salida de Dora Jávega: el organismo, cuyo titular tiene que tener acuerdo del Senado, está por ahora a cargo de la vicepresidenta Susana Gabini. A esto se suma el Registro Único de la Verdad, sin director desde el fallecimiento de Guillermo Germano.

Para completar el panorama, dejó de ser vocal del Superior Tribunal de Justicia, Juan Carlos Ardoy, al jubilarse. Francamente, son varios los que se relamen por ser parte de semejante espacio de poder, los que se descubren soñando despiertos con la foto esa en la que los recién llegados juran, en el salón de actos del STJ. Si se hace un esfuerzo, se recordará que desde agosto, está ocupando provisoriamente ese lugar el doctor Juan Ramón Smaldone, vocal titular de la Sala Civil y Comercial de la Cámara de Concordia.

"Tengo ‘in pectore’ casi todos los nombres", remarcó Urribarri, ante el grabador inquisidor. Y es posible que así sea. El tiempo dirá si esta vez se producirán novedades y cuáles.

Comentá la nota