El Gobernador pidió volver a la "racionalidad" a los médicos

José Alperovich reiteró que no les puede otorgar una mejora salarial y solicitó su colaboración para que el sistema público de salud se normalice. Aseguró el pago de salarios hasta fin de año.

La confrontación entre el Poder Ejecutivo y los trabajadores autoconvocados de la salud, que mantienen el quite de colaboración en los hospitales públicos, no encuentra una salida. Mientras el plan de lucha de los profesionales se mantiene en busca de una mejora salarial (ver nota aparte), el gobernador José Alperovich les reclamó retomar "la racionalidad" para normalizar la atención a los pacientes, al tiempo que reiteró que no otorgará una suba de sueldos.

Remarcó el perjuicio que están ocasionando en el sistema público con las medidas de fuerza, que ingresa en su cuarta semana, al afectar las cirugías programadas. "De 25 operaciones programadas están haciendo siete", indicó.

"Les pido su colaboración porque si hemos cambiado la salud en estos seis años, es gracias a la colaboración de los médicos, los enfermeros y a toda la gente que ha trabajado. Les pido por favor que tratemos de normalizar esto y de volver a la racionalidad, porque no es que no quiera pagar sino que no puedo, no tengo plata", aseveró Alperovich. Señaló que se resiste a anunciar una mejora de salarios para luego enfrentar conflictos por falta de pago. "Para mí sería fácil, como hacían otros gobernadores que quedaban bien diciendo que daban el aumento y luego no pagaban los sueldos", añadió.

De esta forma, el titular del Poder Ejecutivo se diferenció de otras jurisdicciones del país que enfrentar retrasos en el pago de los salarios.

Alperovich mencionó los casos de Mendoza, provincia de Buenos Aires, Corrientes y Jujuy. En este sentido, estimó que a la provincia "le faltan 65 millones de pesos y hay que cómo los conseguimos, de dónde hacemos los ahorros".

Pese a las advertencias, el Mandatario aseguró que el Estado cumplirá sin sobresaltos con las obligaciones salariales en lo que resta del año. En este sentido, rescató el buen trabajo que se realiza en torno a la recaudación de impuestos provinciales que supera los 100 millones de pesos mensuales, aunque admitió los inconvenientes que tienen en lo referido a los ingresos nacionales.

"Lo que nos está faltando es la recaudación nacional y coparticipación de acuerdo a lo presupuestado", señaló luego de considerar que durante agosto ingresen 25 millones de pesos menos a las arcas provinciales. "Es mucha plata y lo deberemos compensar con los ahorros".

Pese a las dificultades, el Gobernador de la provincia rescató el hecho de que la provincia logró superávit primario, gracias al esfuerzo que se realiza para gastar menos de lo que ingresa. "La gente no nos va a perdonar si pagamos los sueldos el 20 ó 25 de cada mes", expresó. Finalmente, el Mandatario tucumano pronosticó un buen año 2010 en materia económica al considerar que están dadas todas las condiciones para que así sea.

"Las medidas de fuerza son una exageración"

El ministro de Salud Pública de la provincia Pablo Raúl Yedlin, siguió la línea del gobernador José Alperovich al solicitar "lógica" a los manifestantes de la salud. El funcionario provincial consideró que la medida de protesta de los trabajadores del sistema público de salud es una "absoluta exageración" por lo que los convocó al diálogo para buscar soluciones conjuntas. En este contexto, Yedlin anunció que en los próximos días convocará a las autoridades del Colegio Médico de Tucumán para lograr un entendimiento, pese a que reiteró que el Estado no cuenta con los recursos para mejorar los sueldos. "Es importante que todo el mundo entienda que la voluntad de dar respuesta es importante", dijo tras insistir con la ilegalidad de las medidas de fuerza de los profesionales autoconvocados de la salud.

Por tal razón, les solicitó que participen a través de los gremios legalmente constituidos con el fin de buscar una salida conjunta y "no unilateralmente".

Comentá la nota