El gobernador pide una tregua a los maestros

"Va a haber un aumento salarial en función de la realidad que tengamos. Sin reforma tributaria no, porque ¿de dónde saldría el dinero? No es un capricho el no querer pagar el incremento", señaló ayer el gobernador Hermes Binner al ser consultado sobre el árbol de Navidad con notas de reclamos que instalaron los docentes de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) frente a la sede de Gobernación. No sólo les pidió una "tregua", sino que agregó que "sería importante que colocaran las cartas que ellos firmaron en la paritaria, porque todo lo que pidieron está cumplido. Que pongan las dos", ironizó.

Lejos de responder con una "tregua", los docentes seguirán hoy adelante con las medidas que habían previsto. Se reunirán, a las 11, en la Legislatura santafesina, con la intención de ser escuchados por los diputados y senadores, a quienes les expresarán los reclamos del sector ligados al aumento salarial y condiciones laborales.

Por parte de los docentes privados el panorama no es mejor. El secretario gremial del gremio Sadop, Martín Lucero, dijo que se quebró la relación de los maestros con el gobierno. "Más del 80 por ciento de los docentes votaron a Binner y la contundencia de los paros demuestra que hay un fracaso de esa expectativa", dijo el dirigente.

Optimista. A pesar de que el gobernador ató el aumento salarial de los docentes y del resto de los empleados públicos a la concreción de la reforma tributaria (ver página 12), mostró también un costado optimista al indicar que se aprobaría la norma. Y cuando se le preguntó por qué consideraba que los docentes seguían entonces con las protestas, Binner respondió: "Tienen derecho a ganar más, todo el mundo tiene derecho a ganar más. Pero estamos en un momento en que deberíamos hacer una tregua con los docentes, ¿ustedes creen que nosotros por capricho vamos a tener el dinero acumulado y no lo vamos a gastar en educación?".

En tanto, la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, explicó que la convocatoria de hoy responde a lo resuelto por el plenario de delegados del gremio y mencionó como temas esenciales de debate al incremento salarial, la creación de cargos y concursos y de nuevas escuelas, entre otros puntos. La gremialista remarcó que el gobierno y la ministra de Educación, Elida Rasino, deberían precisar "qué monto estimado en la reforma tributaria irá para Educación, porque nunca se habló de cifras concretas y es importante que se aclarara".

En febrero próximo se llamará a una reunión paritaria para discutir la política salarial para todo 2010, y los gremios —Amsafé, UDA, Amet y Sadop— anticiparon que será un año de "planteos y duras negociaciones".

Comentá la nota