El Gobernador de Jujuy agradeció la gestión de Julio Costas como Ministro de Gobierno, y le dio la bienvenida a La Villa

En el marco de la asunción de Pablo La Villa como nuevo Ministro de Gobierno, y Pablo Lozano como nuevo Secretario de Derechos Humanos, el Gobernador Walter Barrionuevo refirió sus impresiones ante estos funcionarios que se suman al equipo del Gobierno Provincial, destacando su agradecimiento a Julio Héctor Costas por el trabajo realizado mientras duró su gestión, e indicando que "en este tipo de cargos uno rinde examen todos los días".
Barrionuevo manifestó que "es el primer recambio a nivel Ministro que estamos haciendo en esta gestión, y aprovecho para agradecer públicamente al doctor Julio Héctor Costas el tiempo en que estuvo a cargo del Ministerio de Gobierno. Fue una época difícil, tuvo que sortear complicaciones desde el primer día, siempre las primeras etapas de la gestión son complicadas, y lo ha hecho con dedicación y poniendo de testimonio su hombría de bien".

A esto agregó que "obviamente le damos la bienvenida tanto al doctor La Villa como al doctor Lozano, que se incorporan al equipo del Gobierno de la provincia. A La Villa lo considero un hombre con las aptitudes suficientes para el cargo, estoy convencido que es así, además ha sido Diputado provincial, lo que le ha permitido tener un conocimiento acabado del funcionamiento de la administración pública y de las características de cada una de las áreas, lo que considero un valor agregado importante".

Respecto a la juventud de los nuevos funcionarios, "los perfiles de los funcionarios varían de acuerdo a las circunstancias, a las necesidades, a la coyuntura, y no hay una predestinación sobre cómo tiene que ser la estructura generacional".

En cuanto a las negociaciones con los gremios, "a veces las toman diputados, a veces las toman funcionarios de algún ministerio en particular, de acuerdo a la característica. Lo importante de los conflictos es que se destraben, más allá de quién participe, así que seguramente se va a seguir con los mismos mecanismos".

En lo que hace a la posibilidad de cambios en otros ministerios, "yo también he sido ministro en otras ocasiones, y en este tipo de cargos uno rinde examen todos los días: uno puede ser ministro 15 días, dos meses, tres meses, un año, lo que se dure dentro de la complejidad del momento. No hay una época propicia para hacer cambios, y no es que en diciembre hay que aprovechar para hacer cambios: no es así. La función dura hasta que dura".

Comentá la nota