El gobernador Juan M. Urtubey participó del acuerdo por mas regalias gasiferas.

Cristina agradeció a los mandatarios por "la actitud y la comprensión", a los trabajadores por la paz social firmada y a los empresarios por su "cuota de solución" para poder rubricar el convenio que dará estabilidad a los empleos, aumentará las regalías provinciales y potenciará la producción hidrocarburífera.
Cristina llamó a perder "la costumbre de las agendas de máxima" y a abordar "los procesos de negociación con mucha serenidad, racionalidad y con mucho patriotismo".

En ese sentido, la presidenta sostuvo que las grandes potencias "no lo han sido por casualidad o por relaciones de fuerza, sino también por fuertes compromisos con sus sociedades y a concebirse como un todo en el que todas las partes son importantes".

La Presidenta formuló estos conceptos al encabezar en la Casa Rosada el acto de presentación del acuerdo de precios del gas en boca de pozo con ocho provincias productoras, cuyos gobernadores estaban presentes en el encuentro.

En la oportunidad, Cristina agradeció a los mandatarios por "la actitud y la comprensión", a los trabajadores por la paz social firmada y a los empresarios por su "cuota de solución" para poder rubricar el convenio que dará estabilidad a los empleos, aumentará las regalías provinciales y potenciará la producción hidrocarburífera.

"Creo que es necesario que todos tomemos conciencia de lo que se aporta, desde cada sector, para lograr la sustentabilidad de un modelo que ha dado trabajo y alta rentabilidad a las empresas. Repensarnos desde el acuerdo y comprender la parte que cada uno tiene que poner para que esto", dijo la presidenta, quien subrayó que "los que más tenemos somos los que más tenemos que poner".

Cristina afirmó que, en pos de mantener los precios subsidiados en materia energética y para darle competitividad a la Argentina desde que asumió su gestión, el Estado abonó al sistema eléctrico y de gas más de 22 mil millones de pesos.

Destacó que ese aporte permitió subsidiar "tarifas desacopladas de los niveles internacionales, no de Europa, sino de nuestros socios del Mercosur".

Además, Cristina resaltó que si se permitía el acople al precio internacional "no había proceso de reindustrialización y recomposición del consumo interno que aguante", lo que también implicó que las provincias productoras recibieran menos regalías.

"Lo que para nosotros constituye el trabajo, el sostenimiento de la actividad económica y sostenibilidad de las empresas, es el combate contra la pobreza y la inequidad. Nadie crea que a través de los planes sociales se puede combatir la pobreza", remarcó.

Añadió que el mayor antídoto para mejorar las condiciones de vida son "un régimen de pleno empleo con trabajadores en blanco y salarios dignos. Ese es el eje del verdadero combate".

En el acto, estuvieron presentes el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el ministro de Economía, Amado Boudou; la ministra de Producción, Débora Giorgi; y los gobernadores Jorge Sapag (Neuquén), Mario Das Neves (Chubut), Fabiana Ríos (Tierra del Fuego), Juan Manuel Urtubey (Salta), Miguel Saiz (Río Negro), Daniel Peralta (Santa Cruz), y Oscar Jorge (La Pampa).

También, participaron el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli; de Legal y Técnica, Carlos Zannini y la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, entre otros funcionarios e invitados especiales.

Comentá la nota