El Gobernador irritado con periodistas

Irritado con la requisitoria periodística (o con alguna de ella), el gobernador Juan Manuel Urtubey afirmó ayer que el candidato a diputado nacional Fernando Yarade no tuvo una actuación determinante en la gestión de Juan Carlos Romero; además, primero chicaneó a un periodista que lo consultó sobre las pegatinas y luego se fue sin responderle.
Urtubey fue abordado por los periodistas luego de su participación en el inicio de la reunión del Consejo Regional de Seguridad Interior.

La campaña proselitista con vistas al 28 de junio se coló en muchas preguntas, y en casi todas las respuestas.

Entre otras cuestiones, respondió sobre declaraciones de otros dirigentes, sobre las encuestas, la posibilidad de que los docentes inicien medidas de fuerza, sobre el candidato que apoya, Yarade, y sobre las pegatinas, que se siguen haciendo a pesar de que una ordenanza lo prohíbe.

La ofuscación se acentuó cuando se le preguntó sobre el pasado de Yarade, vinculado al romerismo.

El gobernador aseguró que la participación del candidato que respalda no fue determinante como sí fue la del ex vicegobernador Walter Wayar, hoy contrincante de Yarade.

Cuando se le recordó que Yarade fue ministro de Hacienda de Romero durante cuatro años y que su gestión fue determinante para la definición de la política económica del ex gobernador, dijo que no es cierto porque el hoy senador provincial dejó el cargo a los cuatro años:

-Porque ya había cumplido con su tarea -retrucó esta cronista.

-Esa es su opinión -respondió el gobernador.

En la página web yaradediputado.com, en la que el candidato detalla los motivos de su postulación, se afirma que "desde su gestión (en Hacienda)", en la que "fortaleció la política tributaria, la cultura presupuestaria y el orden fiscal", "la provincia tiene una saludable situación fiscal".

Un cronista de un canal de televisión lo consultó sobre el hecho de que muchos candidatos, entre ellos el que apoya el gobernador, sigan realizando pegatinas a pesar de que una ordenanza municipal lo prohíbe: "Con lo que sale un segundo en el canal puedo pagar mil afiches, pero quédense tranquilos o hablen con los directores de sus medios que les estamos pagando la publicidad", fue la respuesta.

El cronista hizo la lógica, le preguntó qué tiene que ver la pauta en su medio (o cualquiera) con las pegatinas que se hacen a pesar de estar prohibidas:

-Te la hago corta, vos no vas a cambiar el mundo, desde que existen las elecciones existen pegatinas -fue la nueva respuesta.

-Pero se viola una ordenanza municipal -insistió el periodista sin éxito, porque para cuando terminó de hablar ya el gobernador se alejaba apresurado.

Antes del exabrupto había tirado palos hacia el diputado nacional José Vilariño (FPV), quien había dicho que el gobernador salteño ya no está tan cerca de la presidenta Cristina Fernández.

"No sé por qué lo dice", se asombró Urtubey, recordó que ayer mismo la Presidenta iba a estar en Salta y añadió que, a diferencia de "otros", él no llegó "colgado" de la primera mandataria.

Una consulta sobre dichos de Daniel Isa lo movió a aclarar que "el responsable político de la campaña del candidato del Partido Justicialista es el presidente del PJ, Juan Carlos Romero, aunque él apoye a otro candidato, y el responsable económico es José Alfieri; ahora, si usted le quiere preguntar a cualquiera".

Comentá la nota