El gobernador invitó a Cano a diseñar una agenda "en común"

"Ya pasaron las elecciones", aseveró el titular del Poder Ejecutivo para justificar el convite. El legislador y senador electo por la minoría dijo que está dispuesto a conversar, pero pidió al PE que haga una lectura de los comicios
El 28 de enero de 2008, el gobernador, José Alperovich, había calificado al actual senador electo José Cano de "infame". La crítica se había dado en el marco de una polémica sobre los índices de mortalidad infantil. Cano denunció que se adulteraban las cifras oficiales respecto de la mortalidad infantil y de la neonatal. Alperovich cargó con dureza contra el legislador opositor: "es un infame. No se puede jugar con la vida de los chicos, no se puede decir que nosotros manipulamos a chicos vivos tratándolos de chicos muertos".

Ayer, durante la inauguración de soluciones habitacionales en el barrio Miguel Lillo (Jujuy al 3.500), y a 17 meses de aquel contrapunto, Alperovich cambió el tono y adelantó que convocará a Cano a dialogar. "Ya pasaron las elecciones; cuando vuelva de mis vacaciones, voy a invitar a Cano a la Casa de Gobierno para ver si nos podemos juntar a ver cuáles son los puntos en común. Ser adversario no significa que no habrá cosas en común, cosas que habrá que luchar en conjunto para que Tucumán salga adelante", afirmó el mandatario.

El gobernador aclaró que el encuentro no implica la mixtura de los papeles de oficialista y de opositor de uno y de otro. "Las cosas en común no quitan que haya que controlar, que haya que criticar, esta es la democracia", distinguió. Consultado sobre los temas que propondría en la eventual audiencia, destacó que no prevé plantear una agenda cerrada y ratificó que piensa buscar coincidencias.

Aceptación anticipada

Cano no esquivó el convite pero subrayó que continuará desempeñando el rol de opositor, ahora desde el Congreso nacional.

"Profundizaremos la alternativa política que construimos. No vamos a claudicar en nuestro rol de contralor de los actos de gobierno", aseveró. No obstante, no rechazará el ofrecimiento. "Negar el diálogo es negar la política. No dudo de que encontraremos coincidencias. Nosotros defenderemos los intereses de todos los tucumanos: de los que nos votaron y de los que no. Nadie puede pensar que uno solo puede resolver los problemas del país", manifestó.

Cano también se refirió a la coherencia que debe mostrar como opositor. "La sociedad argentina reclama diálogo institucional; la oposición, también. Por eso debemos ser consecuentes", agregó.

El legislador, a la vez, envió un mensaje al mandatario: "espero que el gobernador haga una lectura de las elecciones. La gente nos dio una oportunidad; y sabemos -y somos respetuosos de ello- que el 50% de la sociedad apoyó la gestión del Gobierno provincial. Pero hay otro 50% de tucumanos que se manifestó en contra", precisó.

"Por lo pronto, ya tenemos en claro nuestra agenda institucional para ese encuentro. En primer lugar, no puede pasar un día más sin que se cree por ley un Consejo Asesor de la Magistratura equilibrado, para designar jueces y cubrir las vacantes de la Justicia. En segundo término, es inadmisible cualquier pretensión de volver a reformar la Constitución", anticipó.

Comentá la nota