El gobernador Insfran firmó acuerdo con De Vido para reactivar el ramal C -25

El gobernador Gildo Insfrán tuvo respuestas para sus largas gestiones realizadas en Buenos Aires relacionadas con la dinámica del plan estratégico Formosa 2015 en materia de modernización de la oferta de servicios de transporte para aumentar la competitividad de las producciones regionales, generar trabajo y mejorar la actividad empresaria y obrera en articulación compartida con el estado.
Las logró tras participar de sendos actos en el ministerio de Planificación Federal donde recibió las seguridades de que en el plan de obras 2010 de la Nación está garantizada la reactivación del ramal ferroviario C 25 entre esta ciudad y Embarcación, Salta.

Al mismo tiempo, firmó un acuerdo con el titular de esa cartera, arquitecto Julio De Vido, para implementar el proceso licitatorio para el montaje de una grúa en el nuevo puerto para la realización de las operaciones de carga y descarga en los transportes fluviales.

Además, asistió a un acto durante el cual la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner anunció la renegociación del contrato con la privada Hidrovía SA para darle continuidad a los trabajos de dragado y balizamiento de la Hidrovía Paraguay-Paraná con la significación en general que tiene para Argentina, Paraguay y Brasil y en particular para Formosa.

Es que el representante de dicha firma, al pormenorizar acerca de la tarea a encarar, incluyó la esperada intervención en el tramo comprendido entre la Isla del Cerrito, Chaco y Puerto Pilcomayo, mencionando específicamente que también beneficiará al nuevo puerto de esta capital.

Insfrán se mostró gratificado por estas novedades que están interrelacionadas ya que importa un avance en las estrategias provinciales orientadas al montaje de un sistema de transporte multimodal que cree las condiciones para movilizar las cargas de la región norte con salida hacia el resto del país y la Unión Europea apelando al puerto local en funcionamiento articulado con la ruta 81 que es corredor bioceánico del norte argentino, el ramal C 25 que une Formosa con Embarcación, Salta y todo el componente territorial del Mercosur que es servido por los ríos Paraguay y Paraná.

La vuelta del ramal.

El mandatario, quien estuvo acompañado por el ministro de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos, doctor Jorge Oscar Ibáñez y el intendente municipal de Formosa, ingeniero Fernando De Vido, avanzó en estas importantes medidas que tienen vinculación con el movimiento de la producción formoseña y la de las provincias del NOA así como de las cargas procedentes de los puertos chilenos sobre el Pacífico, en una reunión de trabajo con el ministro de Planificación Federal, arquitecto Julio De Vido. Este integrante del gabinete nacional le garantizó a Insfrán que la reactivación del ramal C -25 está incluida en el plan de obras de 2010.

En el caso concreto del ferrocarril Belgrano, se trata de la culminación de largas gestiones encaradas personalmente por el gobernador no solamente por cuestiones afectivas por lo que ha significado en el nacimiento de todos los pueblos del interior ubicados a la vera de las vías entre esta ciudad y el límite con Salta sino también por la incidencia favorable que tiene en los costos de transporte el uso de ese medio para movilizar la rica producción primaria surgida en el polo del centro oeste y oeste así como también la procedente de Salta, Jujuy y otros estados del NOA.

Esta reactivación se encaró a partir del criterio de aplicación del sistema de transporte multimodal que incluye el funcionamiento conjunto de la ruta 81 totalmente pavimentada, el ferrocarril y el puerto de Formosa.

Transporte fluvial

También satisfizo a Insfrán la decisión presidencial de afirmar el carácter esencial que para la producción tiene la Hidrovía en el contexto de políticas que La Nación impulsa junto con la provincia no solamente para la reactivación de los puertos de Pilcomayo, Formosa y Colonia Cano sino también la ejecución de los trabajos de dragado y balizamiento del río Paraguay en la parte que le interesa a Formosa, es decir desde el punto conocido como Confluencia, a la altura de la isla del Cerrito, Chaco y la fronteriza Puerto Pilcomayo.

Junto con todo esto, Insfrán acordó el lanzamiento de las licitaciones para la compra de una grúa de grandes dimensiones que será montada en la plataforma del nuevo puerto de esta ciudad, en la zona ribereña sur, en jurisdicción de la Isla de Oro, que demanda la operación de carga y descarga de las barcazas y otras unidades que se encargarán de derivar la producción primaria e industrial formoseña y de la región hacia el resto del país, el continente y el mundo.

Puesta a punto

El gobernador destacó con insistencia sobre la necesidad de poner a punto este sistema multimodal de transporte de cargas-sobre todo el ferroviario y el fluvial- por las ventajas en materia de costos de fletes que incentivan la comercialización de la producción y el transporte de cargas, con lo que ello significa, además, para le generación de trabajo y ocupación para los formoseños.

Los operadores de comercio exterior sostienen que el transporte fluvial sigue siendo el más económico a nivel mundial para aquellas travesías superiores a los 700 kilómetros.

En el caso de Formosa, su puerto principal se ubica a más de 1.000 kilómetros de Buenos Aires.

A modo de ejemplo, se consigna que un contenedor de 20 pies desde el puerto local hasta el de Buenos Aires demanda un gasto de 1.000 dólares mientras que por vía terrestre cuesta 2.200 dólares.

Comentá la nota