El Gobernador inauguró instalaciones de YCRT.

Durante un acto presidido por el primer mandatario provincial, fue inaugurado el Módulo de Servicios de YCRT en Punta Loyola, una infraestructura imprescindible para los más de 150 trabajadores que se desempeñan en la terminal ferroportuaria de la empresa
Durante un acto presidido por el gobernador Daniel Peralta, fue inaugurado ayer el Módulo de Servicios de Yacimientos Carboníferos Río Turbio en Punta Loyola, una infraestructura imprescindible para los más de 150 trabajadores que se desempeñan en la terminal ferroportuaria de la empresa.

Se trata de un edifico de casi 600 metros cuadrados cubiertos en el que en adelante funcionará, además del área operativa, la Subgerencia General de YCRT, las oficinas de Ferrocarril, Puerto y Personal; el sistema de tráfico ferroviario y el sector de Exportación, dependencias que en su mayoría funcionaban en oficinas ubicadas en el centro de nuestra ciudad.

La ceremonia contó con la presencia del interventor de YCRT, Ángel Garabelo; el coordinador general de la empresa, Miguel Ángel Larregina; y funcionarios del Ministerio de Planificación Federal.

Luego de la bendición y la recorrida por el complejo – que cuenta con sala de primeros auxilios y sectores para la higiene y el descanso del personal destacado en la Terminal Ferroportuaria. La construcción de una infraestructura para los trabajadores “fue la idea primigenia que tuvimos hace mucho tiempo”, dado que en Punta Loyola “la gente estuvo mucho tiempo a la intemperie y sin comodidades”.

“Es la empresa que aspiramos mantener, con la que el Estado puede intervenir en el proceso de diversificación de la matriz energética a partir de nuestro carbón”, expresó finalmente el Gobernador.

Por su parte, el interventor de YCRT, Ángel Garabelo, precisó que “son 160

operarios los que están trabajando en la Terminal de Punta Loyola”, un punto estratégico de la producción carbonífera, dado que marca “la salida de nuestro carbón a las necesidades internas del país y del extranjero”.

Comentá la nota