El Gobernador estará este miércoles en la Isla Apipé.

El gobernador Arturo Colombi entregará los títulos de propiedad a habitantes históricos de la Isla Apipé, en el marco de un programa provincial que continúa los beneficios del extinguido plan nacional Arraigo.
Se trata de una decisión que el primer mandatario adoptó con el argumento de que "la soberanía se defiende en todos los terrenos y de esta manera, regularizando la situación dominial de la gente que hace patria en una isla rodeada por aguas internacionales".

El gobernador destacó "el valor institucional y la trascendencia política" que el acto de entrega de escrituras tendrá para los habitantes de San Antonio, el Municipio enclavado en la única isla que sobrevivió a la inundación programada a partir de la construcción de la represa hidroeléctrica Yacyretá.

"Recordemos que es una isla que forma parte de Corrientes y del territorio nacional, pero que entró en una situación inusual porque al cambiar el curso del canal de navegación quedó rodeada de aguas paraguayas", señaló el mandatario en declaraciones a la Dirección de Información Pública.

"Por eso para nuestros comprovincianos que la habitan es importante contar con los títulos de propiedad que vamos a entregarles en mano", completó el jefe del Poder Ejecutivo, que estará en la isla junto a la totalidad de su gabinete.

Arturo señaló que "si bien lo que era el Plan Arraigo ya dejó de funcionar, decidimos continuar por cuenta de la provincia con la acción que antes encarábamos en conjunto con la Nación porque la escrituración de lotes y la entrega de los títulos otorga sentido de pertenencia a la gente que vive en ese rincón de nuestra provincia".

"Entendemos que es una forma de avanzar en el desarrollo de nuestras comunidades del interior, lo que ha sido y seguirá siendo una premisa de nuestro gobierno", añadió el gobernador al evaluar la significación del acto, que se iniciará aproximadamente a las 10 de la mañana.

Antes de eso, los funcionarios del equipo de Arturo recorrerán la isla para desplegar tareas sociales y de relevamiento institucional tanto en el aspecto sanitario como productivo, dado que además de la localidad de San Antonio existen en Apipé los parajes Puerto Vizcaíno y Colonia Uriburu, donde se producen distintos cultivos que son comercializados en Ituzaingó y aledaños.

El gobernador tomó la decisión de reafirmar los derechos territoriales de Corrientes a través de la entrega de títulos mediante instrucciones al Instituto Correntino del Agua y el Ambiente, que avanzó en la evaluación preliminar con un trabajo que ahora fructificará en escrituras que transformarán a los moradores de la isla en propietarios de sus tierras con todas las de la ley.

El ICAA, facultado por el decreto 2.280, realizó el replanteo de la mensura y el amojonamiento de los solares y lotes que permiten diagramar desde el punto de vista urbanístico y productivo las colonias de la zona, en caso de que la zona poblada vaya creciendo demográficamente.

De esa forma se estructuró un esquema planificado con visión de futuro que garantiza la permanencia de las familias de minifundistas que pueblan la isla Apipé, que a partir de la labor del ICAA pudieron rápidamente transformarse en titulares de los terrenos reconocidos oficialmente con la entrega de documentación que encabezará el propio gobernador.

El gobernador Arturo Colombi se despedirá de la isla Apipé pasado el mediodía para asistir al acto de inauguración de un flamante hotel de cuatro estrellas situado en jurisdicción de Ituzaingó para atraer a turistas locales y extranjeros.

Se trata de un eslabón de la cadena norteamericana Howard Jhonson, que desembarca finalmente con su franquicia argentina en Corrientes a través de un complejo modelo que ofrecerá servicios de primer nivel a los miles de turistas que visitan el vértice noreste del mapa correntino.

En Ituzaingó hay varios complejos hoteleros pero, a pesar de que avanza la construcción de otro hotel vinculado al grupo titular de la red Amerian, la ciudad sufrió hace un año el cierre de la Hostería Yacyretá para refacciones que siguen un curso lento sin fecha determinada para su finalización y con un detalle no menor: la EBY habría decidido no abrir más al público y utilizar esas instalaciones para finalidades corporativas.

Comentá la nota