"El gobernador está totalmente alejado de la realidad"

Dirigentes cuestionan la posible reelección.
Las declaraciones de José Alperovich respecto de sus deseos de seguir siendo gobernador de Tucumán, mediante la reelección, antes que ocupar un cargo nacional, siguen repercutiendo entre los integrantes de la clase política de la provincia. "Yo nunca cierro las puertas, pero hoy prefiero seguir siendo gobernador de la Provincia", había dicho el mandatario en diálogo con LA GACETA y el repudio no tardó en llegar desde diversos sectores.

El dirigente de la Coalición Cívica y del Acuerdo Cívico y Social, Héctor Monayer, fue duro al expresar: " (José) Alperovich habla todos los días de su reelección como si la ética no existiera y la constitución pudiera establecer que hay ciudadanos de primera, que pueden ser reelectos tres veces. Cree que de su magnánima voluntad depende si va a ser gobernador o vicepresidente", cuestionó. Además, consideró que, "al igual que Cristina (Fernández de Kirchner), está totalmente alejado de la realidad". Tras enumerar problemas sociales como la inseguridad y la falta de políticas públicas en salud y educación, señaló: "frente a esta situación dramática, los legisladores sólo se reúnen nueve veces en el año para levantar la mano, obedientes". Asimismo, criticó la "voracidad impositiva" que sufren los trabajadores: "mientras, crece el clientelismo de la mano de la mano de las cooperativas truchas. Se cuenta como un triunfo que en Tucumán casi 400 mil personas están recibiendo ayuda del Gobierno. Eso no sólo expresa el fracaso del Gobierno sino que la gente ya no distingue si es preferible trabajar o no"

Para Monayer, la reelección es "mala" dado que implica un no "al cambio": "significa que van a quedar los mismos políticos, sumisos, cobrando bien, avalando el autismo y hasta festejando las barbaridades del kirchnerismo", cerró.

Respeto por la oposición

Por su parte, el presidente del partido Tercer Milenio, Pablo Sánchez, aseveró: "no me opongo a la candidatura por la re re reelección (sic) del actual gobernador, tampoco voy a rogarle los presidentes de la Junta Electoral Federal ni Provincial que no incorporen la nueva Ley Electoral, tenga o no el gobernador arreglado un posible fraude electoral para el 2011", desafió. El dirigente afirmó que el Partido Justicialista (PJ) pretende "el poder hegemónico y absoluto, no respetando la división de poderes ni a la oposición", puntualizó.

"Nuestro partido enarbola los principios republicanos de la división de poderes y de la periodicidad de la Magistratura (sic)", se diferenció.

Comentá la nota