"El gobernador está muy firme y vamos por la presidencia de la Legislatura", sostiene Peppo

"Encontramos un gobernador muy firme en cuanto a este tipo de definiciones", dijo Domingo Peppo respecto de la decisión que adoptó el gobernador Jorge Capitanich sobre liberar la plaza central de Resistencia, que durante poco más de dos meses fue ocupada, primero por aborígenes y criollos, y luego por referentes de "movimientos sociales" con diferentes reclamos.
Por otra parte, el intendente de Villa Ángela y legislador electo afirmó que Capitanich "está dispuesto a hacer cumplir la voluntad popular en la Cámara de Diputados: el pueblo del Chaco ha expresado con absoluta claridad quiénes ganaron, quiénes deben conducir ese poder del Estado, sin bien hay una situación particular de paridad de legisladores, pero hace a un principio ético y democrático".

A eso sumó que un grupo de dirigentes del Partido Justicialista se reunieron el lunes y emitieron un documento donde manifestaron la voluntad de retomar la calle en un mes simbólico para los peronistas, octubre. "Es recuperar la militancia y la defensa de nuestras banderas, de nuestro principios y de un gobierno que tiene una oposición que para nada pretende ayudar a solucionar problemas".

En línea

Peppo dijo que los intendentes y dirigentes peronistas "están en línea con el gobernador", con quien se reunirán en los próximos días. "Vamos a realizar una serie de actividades partidarias y reuniones con él para definir estrategias, en cuanto a gestiones que hacen a iniciativas que queremos recuperar como partido y gobierno".

Según dijo que el desalojo de la plaza se produjo porque "hubo una resolución judicial en ese sentido", y a la vez "un fuerte reclamo de la ciudadanía de poner un poco de orden y de control sin que esto signifique represión, sin que esto signifique coartar la libertad y los derechos de los ciudadanos, sino respetando y haciendo respetar los derechos que cada uno tiene".

Demanda

popular

"No sólo es una demanda de la sociedad, de la gente, sino que también tiene el respaldo constitucional y judicial correspondientes. Encontramos en el gobernador y en el gabinete una fuerte definición en este sentido, si bien se está trabajando con los movimientos sociales en distintos tipos de asistencia", acotó Peppo al fundamentar la posición del gobierno frente a quienes reclamaban en la plaza.

En cuanto a los retrasos en los pagos a jornalizados y becarios, apuntó que "es cierto que hay una situación financiera complicada, que demora el cumplimiento de algunas de las cuestiones pero que hacen a una realidad provincial que hay que entender, que hay tener la paciencia correspondiente y entendemos que hay formas y métodos de ejercer derechos de protesta sin que esto implique destruir espacios públicos".

"Vimos publicaciones donde se encontraron cosas que hacen pensar que sólo eran movimientos sociales sino que había bombas molotov y dinero en efectivo que implicaba un financiamiento que, a nuestro entender, es externo a estos grupos y que sin ninguna duda le pone un concepto político a todo esto", remarcó.

Insistió en marcar que Capitanich se mostró "muy firme, con los pies bien aplomados sobre la tierra y con una serie de definiciones en llevar adelante una situación difícil en lo financiero debido a cuestiones que no son únicamente atinentes al gobierno provincial sino a un escenario nacional e internacional que el gobernador estima empezó a reactivarse, lentamente".

Comentá la nota