EL GOBERNADOR ELECTO AVISO AL ENTORNO DE SU ACERCAMIENTO A LOS KIRCHNE

Los legisladores electos el pasado 28 de junio sabían la decisión del líder de ECO de reunirse con Néstor Kirchner y la posterior gira por despachos nacionales. Nito Artaza y Lucio Aspiazu no tendrán condicionamientos para su accionar parlamentario.
El acuerdo institucional de Ricardo Colombi con el jefe nacional del Partido Justicialista no incluye dar instrucciones a los legisladores electos por Encuentro Por Corrientes respecto a cómo actuar ante los proyectos oficialistas en el Congreso de la Nación. Desde el entorno del mandatario electo informaron que antes de viajar a Capital Federal para tener, la tan criticada, reunión con Néstor Kirchner para que le abra las puertas de los despachos nacionales, dialogó con sus allegados y allí les explicó la necesidad que tenía de firmar un armisticio con el matrimonio presidencial para obtener ayuda financiera para llevar su administración a buen puerto y no tener problemas derivados del fuerte endeudamiento provincial.

De esa charla participaron Eugenio "Nito" Artaza y Lucio Aspiazu, entre otros representantes de ECO, y allí Colombi se sinceró respecto de los motivos que lo llevaron a aceptar la fotografía con el ex Presidente, y les adelantó que el compromiso institucional lo iba a asumir él y que no significaba condicionamientos para el trabajo parlamentario de los legisladores electos por esa fracción correntina.

Cabe destacar que la elección de Aspiazu corresponde a un compromiso nacional del radicalismo y sus aliados del Acuerdo Cívico y Social con la Mesa de Enlace agropecuaria, que de esa forma logró obtener 11 bancas en el Congreso de la Nación para dirigentes provenientes de la militancia ruralista.

Por su lado, Nito Artaza es hombre que milita en el radicalismo nacional y su protagonismo político corresponde al distrito porteño donde encabezó a los ahorristas perjudicados por el corralito bancario de la última etapa de la gestión de Fernando De la Rúa como presidente y asumió la representación del centenario partido cuando ningún referente nacional de peso quería sufrir el escarnio de sacar sólo el 2 por ciento de los votos ciudadanos en ese distrito.

El artista, ahora senador electo, también trabaja muy cerca del núcleo duro del radicalismo, respecto de la pasada alianza de sectores ucerreístas con el kirchnerismo. Su apoyo principal es el senador Ernesto Sanz, quien aparece como el reemplazante de Gerardo Morales en la Conducción del Comité Nacional.

Pocos

legisladores pro "K"

Corrientes, en este año electoral, le fue esquiva a las filas kirchneristas en cuanto a representantes en el Congreso de la Nación. El frente liderado por el justicialismo, Correntinos Por el Cambio, sólo pudo consagrar como diputado a Eduardo Galantini, que convirtió su candidatura en testimonial para quedarse con la Intendencia de Monte Caseros, por lo que asumirá la banca la dirigente María Elena Chieno.

Para el Senado fueron consagrados la presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Josefina Meabe de Mathó, José María Roldán y Nito Artaza, hasta ahora todos militan en filas opositoras al kirchnerismo.

En la Cámara de Diputados la voluntad popular designó, además de Galantini, a Rodolfo "Rudy" Fernández y al ruralista Lucio Aspiazu.

De los que continúan mandato está el diputado José Ameghino Arbo, liberal; María Josefa Areta, felicitada por Mario Llambías en la exposición rural de Riachuelo, y Agustín Portela, que completan la grilla de legisladores no "K" por Corrientes. Hugo Perié y María Elena Chieno serán las espadas kirchneristas correntinas en la Cámara baja.

De todas formas habrá que ver, en el futuro, qué rol jugarán los legisladores radicales de ECO que no tienen el vuelo propio como Aspiazu y Artaza. Es razonable predecir que actuarán en bloque con la Unión Cívica Radical nacional, que todavía analiza qué hacer con el novedoso posicionamiento del futuro gobernador Ricardo Colombi.

De todas formas, el mandatario electo tiene mucho crédito entre las filas del radicalismo provincial, que salió a bancarlo a coro porque aseguran creer, cuando Ricardo Colombi justifica que su acercamiento a los Kirchner obedece a motivos institucionales y se respalda en una decisión de cambiar la política de confrontación que signó la relación de la Presidencia con el actual Gobernador, desde que éste se definió a favor de los ruralistas en el conflicto por la Resolución 125. El futuro tiene la palabra respecto a cómo actuarán cada uno de los representantes correntinos.

Comentá la nota