El gobernador del Distrito 4845 de Rotary visitó la provincia

El gobernador de Rotary Club para la región argentino-paraguaya, Olavo Ferreiro Chávez, consideró que no habrá desarrollo ni crecimiento posible sin estudio, preparación y sentido social. Lo dijo ayer en contacto con NORTE en su primera visita oficial a Resistencia para acompañar la obra de las sedes locales.
Ayer propuso a representantes del Ejecutivo y la Legislatura impulsar un encuentro regional donde exponer demandas en infraestructura.

"Queremos ser partícipes de los proyectos y obras que la región necesita, por eso promovemos un foro con todos los sectores", dijo el titular del distrito 4845 que asumió en julio pasado.

Ferreiro Chávez gobernará la institución sin fines de lucro hasta 2010 en una vasta zona de reciente conformación que incluye a Paraguay y las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones.

"Creemos que siempre podemos ser partícipes en los proyectos que necesita una sociedad, siempre decimos que somos algo así como el fermento de ciertos procesos de crecimiento", agrega.

Entre los antecedentes más conocidos donde Rotary intervino para promover obras están el puente interprovincial General Manuel Belgrano y la habilitación de la sede Resistencia de la Universidad Tecnológica Nacional.

Ahora la organización propone organizar un foro para la integración y desarrollo regional que se centre en las vías de comunicación e intercambio entre el Norte argentino y Paraguay.

Entre las obras más importantes se enumeran el puente Pilar-Bermejo, un segundo puente Chaco-Corrientes, el Gasoducto, el Acueducto y el acceso a energía eléctrica de Yacyretá.

Después de sostener reuniones con funcionarios de la Cámara de Diputados y del gobierno del Chaco, Ferreiro Chávez opina que su concreción dependerá de las voluntades locales.

Por el Ejecutivo, el vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff se expresó anoche a favor de propiciar un foro "por una discusión más amplia y que aporte mayores beneficios al tema de los puentes entre Paraguay y Argentina".

En concreto, el funcionario adelantó que el Ejecutivo provincial respaldará la realización del encuentro regional en la provincia.

Por su parte, la titular de la Cámara de Diputados Alicia Mastandrea también ofreció su colaboración y la del Poder que preside para llevarlo a cabo en fecha a determinar.

Servicio y cambio

"Desde la visión de Rotary, nuestro objetivo es trabajar para prestar servicio a las necesidades locales", continuó el líder paraguayo.

Sin embargo remarcó que "enseñar a pescar antes que dar peces" es uno de los lemas que defienden en la institución.

Ferreiro Chávez sostiene que Rotary es un club de líderes y "un líder no puede serlo sin preparación" y por ello busca formar agentes de acción social para lograr variadas finalidades y que también sepan orientar la mirada hacia aquello importante en medio de una abrumadora cantidad de información.

En la misma línea, sostuvo que se proponen "contar con líderes con conciencia social y no obreros de la caridad" porque creen que solo habrá progreso con una mayor instrucción de la población.

En el Norte argentino se registran los más elevados índices de mortalidad infantil y para Ferreiro Chávez, con madres alfabetizadas e instruidas se amplían las posibilidades de que haya más niños sanos.

En consecuencia, "tenemos que estimular a la gente a que se supere", enfatizó.

Tarea continua

Para tener una idea de la amplitud del distrito 4845, entre sus puntos extremos la distancia es de unos 1.300 kilómetros.

Pese a que la recorrida oficial --debía iniciarse en julio-- se demoró por la pandemia de gripe A, de lo visto hasta ahora el gobernador rescató el compromiso de sus integrantes y los emprendimientos comunitarios.

Campañas de alfabetización, contra el hambre y de vacunación antipoliomielitis, ayuda a comedores y emprendimientos comunitarios, en salud, educación, formación profesional e intercambio son algunas de las acciones permanentes a nivel mundial de la organización.

En Resistencia la tarea de Rotary abarca un comedor comunitario, el Abuelito Tito, en la parroquia Santa Clara; los programas "Pasemos de grado de nutrición", para niños menores de cinco años, de Resiliencia, para adolescentes; "Ceguera curable" y cinco centros de alfabetización para mayores de 16 años.

Entre los estímulos a valores están el premio anual al Mejor Compañero, para colegios secundarios, el Premio Puente Gral. Belgrano a personalidades de la cultura, las ciencias, el deporte u otras disciplinas; programas de intercambio de jóvenes y por estudio y cuentan con la becaria Heidi Cuesta, por el programa Pro Paz.

Además entregan sillas de rueda a personas con discapacidad e impulsan una biblioteca y centro de lectura en la alcaidía de mujeres, en Fontana.

Comentá la nota