El gobernador dispuesto a dialogar con la Presidenta

El gobernador Juan Schiaretti manifestó su respeto por la voluntad popular y el resultado de las urnas, y dijo que será el escrutinio definitivo el que ratifique los números expresados en el provisorio, al tiempo que expresó su disposición a dialogar con el gobierno nacional e instó a la Nación a cumplir con la ley y enviar los fondos adeudados a Córdoba.
"Me alegro cuando gano por poco y cuando pierdo por poco acepto el resultado, y respeto la voluntad popular sin pensar que hubo trampa. Yo felicito a quienes ganaron y ése debe ser el comportamiento en democracia", dijo el gobernador.

En otro orden, Schiaretti manifestó hoy su disposición a dialogar con el gobierno nacional e instó a la Nación a cumplir con la ley y enviar los fondos adeudados a Córdoba. "Yo siempre estoy dispuesto a dialogar porque soy hombre de diálogo, ayer la Presidenta dijo que hay que buscar consenso y a mí me parece que una muestra de sinceridad, que también deberá pasar por cumplir la ley y enviar a Córdoba lo que le corresponde. Ese es el gesto que precisan los cordobeses para ver que sea sincero el planteo que el gobierno nacional", expresó.

Finalmente, el gobernador se mostró satisfecho "por la recuperación de la institucionalidad en la provincia de Córdoba, ya que no era bueno para Córdoba que el radicalismo estuviera tan mal", tras la buena elección que realizó.

Por su parte, para el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, el proceso electoral terminó el domingo y "tenemos ahora que estar todos trabajando, cada uno en las responsabilidades institucionales que tenemos, sin levantar el dedo acusador", y el hecho que el peronismo haya ido dividido "impidió ratificar su hegemonía en la provincia con algo más de 35 puntos" que da la suma entre lo que sacó Eduardo Mondino y Eduardo Accastello. "Ahora habrá que convocar a una mesa de diálogo y ver la proyección que tenemos a futuro", acotó.

Para Jaime, "Scioli va a ser interlocutor como presidente que ha quedado del justicialismo con todos los gobernadores y peronistas, pero el nexo con el gobernador Schiaretti tiene que ser por cuestiones institucionales la Presidenta, el ministro del Interior o el jefe de Gabinete".

"Esto es lo que ha marcado la Presidenta y celebramos que esto se pueda efectivizar, pero no desde el dedo acusador en forma permanente, porque la primera declaración que he visto en el día de ayer es de todos levantando el dedo contra todos, y ya está, pongámonos a trabajar en función de Córdoba y del país".

Por su parte, el diputado nacional electo Francisco Fortuna expresó que «la postura de Eduardo Accastello y de Olga Riurtot es incomprensible·por la actitud de prestarse a una maniobra artera del kirchnerismo de perjudicar al peronismo de Córdoba, habiendo sido dirigentes que le deben todo al PJ».

Acusó a los dos dirigentes de «quitarle votos al peronismo que favorecieron a Juez, porque los escasos sufragios que cosecharon sólo sirvieron para hacer daño al PJ, por encargo del kirchnerismo».

Por su parte, llama la atención que Luis Juez «justifique su escaso caudal electoral diciendo que fue un comportamiento de la ciudadanía de todo el país que repartió los votos con escasa diferencia respecto a los que salieron segundos». Se preguntó Fortuna, «cuál es el verdadero Luis Juez, el que cantó fraude cuando perdió por una diferencia exigua o éste que justifica una elección reñida para explicar la escasez de los votos que lo acompañaron, que de hecho tiró por tierra su plebiscito para gobernador en 2011».

Comentá la nota