El gobernador dijo que “no tendría problemas” en recibir a los asambleístas

Sergio Urribarri ratificó su preocupación por posibles cortes de ruta y lanzó un llamado a los opositores a Botnia. “Las puertas de mi despacho están siempre abiertas”, dijo.
Nuevas declaraciones del mandatario

El gobernador dijo que “no tendría problemas” en recibir a los asambleístas

Sergio Urribarri ratificó su preocupación por posibles cortes de ruta y lanzó un llamado a los opositores a Botnia. “Las puertas de mi despacho están siempre abiertas”, dijo.

El gobernador Sergio Urribarri volvió hoy a mostrar preocupación por una escalada de cortes de ruta en la provincia, más precisamente en Colón; al tiempo que ratificó que hay “total coincidencia” con la lucha contra Botnia e insistió en que las diferencias son con “la estrategia puntual de los cortes”.

“Las puertas de mi despacho están siempre abiertas porque no concibo gobernar sin diálogo”, dijo ante los reiterados anuncios de los asambleístas de extender a Colón y Concordia el bloqueo de la frontera que ya lleva más de dos años en Gualeguaychú.

En ese marco, aseguró que cuando los asambleístas lo dispongan, “no tendría inconvenientes para recibirlos en los próximos días y avanzar juntos en las estrategias que impactarán notablemente en la lucha”.

Luego precisó que esas estrategias podrían incluir desde la insistencia para que se logre la notificación a los directivos de Botnia para que vengan a declarar en la indagatoria pendiente que tienen ante la Justicia Federal de Concepción del Uruguay, a consolidar la difusión de una lucha “que ha sido ejemplar en materia cívica”. En ese sentido aseguró: “Soy el primero en reconocer que hubo un antes y un después en materia ambiental gracias a la Asamblea”.

“No puedo asistir pasivamente al enfrentamiento entre los entrerrianos”, agregó. Y en ese sentido le volvió a pedir a los asambleístas “que reflexionen porque en Colón como en Concordia, esas comunidades son contrarias al corte de ruta, porque no se puede contestar una ilegalidad con otra ilegalidad”.

“Tenemos mucho para avanzar y hay más por hacer. Ojalá que estas amenazas de acciones directas no impidan que podamos seguir dando una lucha ejemplar contra un emprendimiento que se construyó violando el Tratado del río Uruguay y que representa una amenaza al estilo de vida y al medio ambiente. Pero, reitero, estoy convencido de que no se puede responder una ilegalidad con otra ilegalidad porque eso constituye un signo visible de que se está perdiendo el sentido de civilización”, concluyó en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas, que reprodujo esta tarde

el área de prensa gobierno provincial.

Comentá la nota