El Gobernador dijo que los paros docentes son contra los correntinos.

El mandatario provincial expresó que las medidas de fuerza no son contra el Gobierno sino contra los hijos de los trabajadores correntinos. Asimismo, dijo que los 200 pesos se pagan con el esfuerzo del pueblo. Atacó la huelga que se realizará esta semana.
La decisión de los seis gremios docentes de avanzar con otra medida de fuerza de 72 horas de paro durante la semana que se inicia, generó un nuevo apercibimiento por parte del gobernador, Arturo Colombi, quien embistió contra los educadores de la Provincia señalando que no respetan los acuerdos y son poco considerados con el esfuerzo que hacen los ciudadanos de Corrientes para que ellos gocen de mejoras salariales.

El reclamo del mandatario provincial se dio en cada una de las intervenciones mediáticas que realizó Colombi, al son de los comentarios que realizó sobre el cambio en la fecha de los comicios para las legislativas nacionales, tópico que acaparó la atención de la opinión pública durante el fin de semana.

El viernes, durante la inauguración del comité de la calle Santa Fe de la Unión Cívica Radical (UCR) del Frente de Todos (FdeT), Colombi ya había ensayado sus críticas contra la posición tomada por los gremios de parar ante la imposibilidad que manifiesta el Gobierno de blanquear los 350 pesos “en negro” que se cobra actualmente.

“Los docentes no le hacen paro al Gobierno sino a los correntinos que pagan la diferencia de 1.290 a 1.490 pesos”, precisó el mandatario en relación a los 200 pesos aportados por la Administración provincial para aumentar el salario mínimo de los trabajadores del sector.

Ante esa posibilidad, los docentes explicaron que en realidad no es la Provincia la que se hace cargo del total de mejora sino sólo de una parte, y que el Gobierno tiene fondos para blanquear esos montos.

Sin embargo, el titular del Ejecutivo sostiene que lo que se plantea “es el único esfuerzo que podemos hacer en este momento”.

El tono de la discusión entre el Gobierno y los gremios docentes fue creciendo en agresividad. Las últimas veces que la ministra de Educación, Virginia Almará de Colombi, se refirió a la situación con la docencia correntina tuvo duras palabras para con los dirigentes gremiales.

No obstante estas consideraciones no aportaron para que se desactiven las medidas de fuerza que llevaron a que el ciclo lectivo se inicie con un paro de 48 horas y continuara la semana pasada con uno de 72.

Si bien hubo dos reuniones para tratar de frenar las acciones, a nada se llegó. Esta semana volverán a sentarse a una mesa de negociación gremialistas y representantes de la cartera educativa. Asimismo para el miércoles de esta semana está convocado un nuevo paro por 72 horas.

En ese sentido, Colombi se quejó de que los sindicalistas “acuerdan en Buenos Aires y acá no dan clases”, al tiempo que remarcó que “los docentes aceptaron la conciliación en Buenos Aires y vienen a hacer paro a la provincia”, cuando “la Nación aporta en el mes de marzo menos dinero que en diciembre y la diferencia de 200 pesos la terminan pagando todos los correntinos”.

Además, destacó la apertura evidenciada por el Ministerio de Educación, puesto que “se siguen discutiendo los problemas” pese al escenario de conflictividad permanente planteado por los sindicatos.

Nueva reunión en Educación y medidas

Los docentes activarán durante esta semana nuevas medidas de fuerza por 72 horas y otras acciones a fin de manifestar el malestar del sector ante la falta de respuestas a sus requisitorias salariales por parte del Gobierno provincial.

Asimismo, el miércoles en la tarde se reunirán en el ámbito del Ministerio de Educación para tratar de allanar el camino rumbo a un acuerdo.

Aunque las expectativas no son las mejores ya que la convocatoria no llega de parte de la titular de la cartera Virginia Almará de Colombi, sino del subsecretario de Educación, Oscar Gagliardi.

“No sé si Gagliardi podrá hacernos una oferta sobre la cuestión salarial. Aún no sabemos si vamos a acudir a la reunión. Si no nos cita la Ministra no tiene mucho sentido sentarnos a esa mesa”, dijo el titular de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (ACDP), José Gea.

En tanto a partir de que se active el paro de 72 horas el miércoles, se multiplicarán las manifestaciones frente a los establecimientos escolares.

La idea que persiguen los sindicalistas es realizar cortes simbólicos en las calles aledañas a las escuelas por dos horas y movilizaciones hasta el Ministerio de Educación.

“Vamos a hacer cortes en las calles cercanas a las escuelas para reforzar la medida”, indicó Gea en diálogo con “época”, quien no se mostró muy convencido de que en la reunión de mediados de semana se pueda llegar a un acuerdo.

Comentá la nota