El gobernador dijo que el dengue está "epidemiológicamente controlado".

Para el gobernador Juan Manuel Urtubey, el dengue en la provincia está "epidemiológicamente controlado", y la cantidad de casos en la provincia se ha "estacionado".
Así lo indicó en una conferencia de prensa en la cual reiteró que la enfermedad es "un problema ambiental, no sanitario".

A pesar de que el mandatario sostuvo que "desde febrero de 2008, hace 13 meses que se insiste con campañas de prevención del dengue", fuentes sanitarias del norte de la provincia afirmaron que durante diciembre y febrero referentes del Hospital que deberían haber reforzado las medidas de prevención se tomaron vacaciones. Agregaron que en la zona "no se hizo nada", o sea, no hubo campañas publicitarias, ni descacharrado, ni fumigación. Las fuentes sostuvieron además que se presentaron contagios en el Hospital de Orán, donde se atienden a los casos sospechosos. Esto sucedió porque según se explicó no se aisló a los pacientes que contaban con la confirmación de la enfermedad. Frente a los números oficiales del director del Hospital San Vicente de Paul, que dice que son 1299 los casos sospechosos, las fuentes dijeron que hay en realidad 7000 casos.

Por su parte, los vecinos de Orán manejan que hay entre 11 mil y 12 mil casos sospechosos de dengue solo en ese departamento.

La confusión en torno a los números también se plantean en Tartagal, pues el bioquímico del Hospital, Jorge Restom, dijo a VideoTar que en esa ciudad se "supera largamente los 5.000 casos de dengue denunciados en Charata", en la provincia del Chaco, dado que admitió que se llegaron a atender hasta 500 casos sospechosos por día.

Frente a los hechos, los jóvenes radicales salieron a pedir a Urtubey que "se ponga los pantalones", para disponer una política que frene la epidemia. El pedido llegó luego de que coincidieran en la denuncia que hicieron los trabajadores estatales sobre la ausencia de un plan de Salud. "Con ocultar las cifras o negar la existencia de los casos de dengue no se soluciona nada, sino que se agrava la situación", sostuvieron.

Comentá la nota