El gobernador dice que no instaló su reelección ni habló con Duhalde

Tampoco se mostró molesto por hablar de repetir su gestión. Recordó la derrota del 28 y dice que no fue perjudicado. Desmintió una publicación de Clarín que lo vio reunido con Duhalde.
El gobernador, Sergio Urribarri dijo que, pese a la "gran decepción" que significó la derrota electoral del 28 de junio, la situación "no debilita las ganas y las intenciones que tenemos", en referencia a los planes de gobierno y también a su intención de ser reelecto en 2011.

Sobre la última cuestión, volvió a sostener que al "tema de la reelección" no lo instaló él, aunque tampoco precisó quién es el responsable de la aparición en la agenda oficial de la mano de la "convocatoria social" que incluye a "los partidos políticos, entidades que nuclean la actividad industrial, Cáritas, representaciones religiosas, bloques legislativos del oficialismo y la oposición, la Mesa de Enlace agropecuaria, entre otros", dijo Urribarri el lunes a los periodistas.

En ese sentido, sobre la postulación a la reelección, indicó: "A mí me legitima el diálogo que estamos teniendo con distintas instituciones y sectores de la sociedad civil". Y añadió: "Sigo estando en el centro del ring para continuar con la transformación de la provincia". Urribarri se refirió a la derrota sufrida por el peronismo en Gualeguaychú en diálogo con una emisora de esa ciudad del sur entrerriano.

Sostuvo que de todos los lugares donde el oficialismo perdió en Entre Ríos, "el impacto más fuerte fue el de Gualeguaychú, ya que en pocos territorios tuvimos una acción tan importante en los últimos cinco años y medio como hubo en Gualeguaychú".

En ese sentido, explicó que "en otras ciudades donde la inversión fue igual o menor en infraestructura, el ciudadano valoró mucho la obra pública", mientras que los gualeguaychuenses actuaron de manera diferente, porque son "parecidos al ciudadano de Capital Federal", razonó Urribarri.

Perón y Cristina

El gobernador dijo que habló "con firmeza" con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el viernes 31 de julio, cuando le planteó "trabajar en un programa de radicación de industrias del rubro agroalimentario en la provincia y así darle valor agregado a la producción agropecuaria de Entre Ríos".

Consideró que existe una "relación inteligente con el gobierno nacional" que le permitió a Entre Ríos ocupar "un lugar importante tanto en la atención como en la búsqueda de una provincia distinta". Por eso, dijo: "Seguiré siendo un defensor a ultranza del federalismo".

Urribarri también se refirió al reciente alejamiento de los diputados nacionales Cristina Cremer de Busti, María de los Ángeles Petit y Gustavo Zavallo del bloque del Frente Para la Victoria, dejando entrever que se trató de una especulación política. "Sería una lástima que se tratase de una cuestión especulativa", y aseguró que él no lo hubiera hecho ya que el gobierno nacional "ha buscado y logrado mucho en materia de justicia y equidad, este es el gobierno más justicialista después del de Perón", explicó".

"Nunca estuve con Duhalde"

El gobernador Sergio Urribarri aseguró ayer que "en toda mi carrera política nunca estuve con el ex presidente Eduardo Duhalde".

De este modo, desmintió la información publicada por el diario Clarín, que lo contaba en una lista de mandatarios que en los últimos días habían tomado contacto con el referente del peronismo bonaerense.

"No es que quiera despegarme de nadie, ocurre que jamás en toda mi carrera política estuve con Duhalde, esa es la estricta verdad", insistió.

La mención a Urribarri en el diario más vendido del país se produjo en el marco de un panorama escrito por el periodista Julio Blanck que refería a la dificultad de "encontrar trazas de kirchnerismo" en el peronismo tras la derrota electoral y a la preocupación de varios gobernadores "por las cuentas en rojo de sus provincias" y la ausencia de "un rumbo claro que les permita alinearse con alguna variante clara apuntada a la elección presidencial de 2011".

En ese marco, la columna mencionaba que Duhalde "recibe en casa como en los buenos tiempos", a Alberto Fernández, Felipe Solá, Juan Schiaretti, Jorge Capitanich, Juan Manuel Urtubey, Sergio Urribarri, Sergio Massa, Mario Das Neves y que "todos buscan un camino alternativo, sin los Kirchner" pero "les asusta la posibilidad de empujar más de lo conveniente y desnudar con toda crudeza la escasez política del Gobierno".

Comentá la nota