El Gobernador denunció acciones "premeditadas" y desestabilizadoras

Ri­car­do Co­lom­bi acu­só a gre­mios, di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, so­cia­les y ope­ra­rios de ser­vi­cios pú­bli­cos por al­gu­nas ac­cio­nes que él con­si­de­ra de­li­be­ra­das, ten­dien­tes a ele­var el mal hu­mor so­cial y, por en­de, da­ñar la ima­gen de su ges­tión.
A tres dí­as de cum­plir un mes co­mo man­da­ta­rio, el Go­ber­na­dor sa­lió a de­nun­ciar que los gre­mios que con­vo­ca­ron a un pa­ro pa­ra el pró­xi­mo 11 "tie­nen ac­ti­tu­des pre­me­di­ta­das". Ade­más que cuan­do asu­mió el 10 de di­ciem­bre pa­sa­do "hu­bo un in­ten­to de cor­te del puen­te, a la se­ma­na otra ame­na­za de in­te­rrup­ción y ayer (por el mar­tes), por una cues­tión ju­di­cial, se in­ten­tó pro­du­cir al­gún he­cho pú­bli­co y no­to­rio (ex es­po­sas de po­li­cí­as que re­cla­ma­ron por cuo­tas ali­men­ta­rias no de­po­si­ta­das); has­ta hi­zo re­fe­ren­cia a los in­ci­den­tes ocu­rri­dos en Go­ya por la cri­sis ener­gé­ti­ca.

El Go­ber­na­dor de­nun­ció, ade­más, que en la Di­rec­ción de Ener­gía de la Pro­vin­cia (DPEC) de­tec­tó "al­gu­nos sec­to­res de la em­pre­sa que es­tán ju­gan­do en con­tra de los in­te­re­ses de los co­rren­ti­nos, con apa­ña­mien­to po­lí­ti­co". Cree que hay cier­ta "in­je­ren­cia po­lí­ti­ca pa­ra azu­zar a la gen­te en con­vi­ven­cia con al­gu­nos sec­to­res de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca", di­jo. Al pun­to tal de que sos­pe­cha que "no sé si no hu­bo una ma­no ra­ra" en la que­ma del "trans­for­ma­dor" de Pa­so de la Pa­tria.

No se sal­vó na­die de la de­nun­cia, só­lo me­diá­ti­cas, de Ri­car­do Co­lom­bi. Tam­bién acu­só a "po­li­cí­as re­ti­ra­dos que cre­an un cli­ma no be­ne­fi­cio­so pa­ra la pro­vin­cia". El Man­da­ta­rio ve fan­tas­mas de­ses­ta­bi­li­za­do­res en el ini­cio de su se­gun­da ges­tión que, se­gún sus pa­la­bras, son agi­ta­dos por sec­to­res po­lí­ti­cos que per­die­ron las úl­ti­mas elec­cio­nes. "Es­ta si­tua­ción, que al­gu­nos gre­mia­lis­tas lo es­tán pro­vo­can­do que fue­ron con­vi­vien­tes con el go­bier­no que se fue, es­ta­ría den­tro de ese mis­mo mar­co", di­jo a Ra­dio Dos.

Se­ña­ló que la sus­pen­sión de los re­en­ca­si­lla­mien­tos y las re­ca­te­go­ri­za­cio­nes por 120 dí­as "no ten­drá mar­cha atrás". De­ta­lló que "14 mil em­ple­a­dos pú­bli­cos no es­tán ga­nan­do más de 1.100 pe­sos" y que más de "2.800 agen­tes se vie­ron fa­vo­re­ci­dos con 14 mi­llo­nes de pe­sos", pro­duc­to de los as­cen­sos. De­nun­ció que par­te de esos pri­vi­le­gia­dos son los que es­tán "a­zu­zan­do a la gen­te" por­que "se es­tán to­can­do in­te­re­ses". Aun­que no dio nom­bres de los su­pues­tos de­ses­ta­bi­li­za­do­res, "se­rán apor­ta­dos en su mo­men­to", ase­gu­ró.

Comentá la nota