El Gobernador declaró Emergencia para tabacaleros y hortícolas

El mandatario correntino, Ricardo Colombi, firmó el Decreto Nº 153/2010 por el cual declaró en estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario a los cultivos de los tres Departamentos. El Ministerio de Producción analizará la situación de cada productor y expedirá el certificado correspondiente.
Los beneficios incluyen prórrogas de vencimientos de impuestos y de créditos; así como también subvenciones de origen provincial o nacional. Las pérdidas superan los $57 millones entre valor bruto de producción e infraestructura.

A través del Decreto Nº 153/2010, el gobernador de la Provincia de Corrientes, Ricardo Colombi, declaró el estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario, según corresponda, en los Departamentos de Goya, Lavalle y San Roque por el término de 12 meses, para los cultivos de tabaco y hortícolas; a raíz de las graves pérdidas ocasionadas por las intensas lluvias de los últimos meses de 2009, que superan los $57 millones.

La medida, refrendada por los ministros de Producción, Jorge Vara, y de Hacienda y Finanzas, Enrique Vaz Torres, abarca el período comprendido entre el 30 de noviembre de 2009 y el 30 de noviembre de 2010, y se dictó "como consecuencia de los daños provocados por las frecuentes y torrenciales precipitaciones ocurridas durante los meses de noviembre y diciembre del año pasado, y el tornado e intensos vientos ocurridos el 22 de noviembre último".

En el artículo 3º de la norma en cuestión, se encomienda al Ministerio de Producción, el análisis de la situación de cada productor afectado, expidiendo el correspondiente Certificado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario.

Los beneficios a otorgar por la Provincia a los productores afectados y que acrediten su condición de tal, mediante la presentación del Certificado, incluyen: prórroga de vencimientos de impuestos provinciales, exención del impuesto de sellos, prórroga de vencimientos de créditos provinciales y subvenciones que pudiere disponer el Ministerio de Producción provincial con recursos disponibles de su partida presupuestaria y las que gestionare y obtuviere del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Días atrás, y en el marco de la reunión del Comité Provincial de Emergencia Agropecuaria, el ministro de Producción correntino, puso de relieve la grave situación a partir de un récord histórico de lluvias caídas en la zona, con más de 1.200 milímetros en dos meses, según los registros. "El tabaco es el cultivo más sensible al exceso de agua, no tiene posibilidades de prosperar en estas condiciones; no hay perfil de suelo que pueda resistir con esta cantidad de agua", puntualizó el titular de la cartera productiva e insistió: "De todos los cultivos, este es el más sensible al exceso de agua o a la falta de aireación del suelo".

Vara comentó, a modo de ejemplo, que en algunas localidades llovió 21 de 25 días, situación que complicó notablemente los cultivos y la capacidad productiva de los tabacaleros y hortícolas.

Del mismo modo, puso especial énfasis en el impacto social de esta problemática, teniendo en cuenta que se trata de actividades muy vinculadas a la economía familiar. "Los afectados tienen un perfil de productor sin muchas posibilidades ni respaldo para soportar las contingencias, porque viven de lo que sacan; con lo cual, no sólo tiene una implicancia productiva porque se produce sólo el 20 o 30% de lo normal, sino que también tiene una implicancia social muy fuerte", remarcó.

De la reunión del Comité que aconsejó al Gobernador la declaración de la Emergencia y/o Desastre participaron también el ministro de Hacienda; el secretario de Producción, Cristian Vilas; la subsecretaria de Trabajo, Laura Vischi; el director General de Rentas, Fabián Boleas; Gustavo Marcoratti, gerente de Finanzas del Banco de Corrientes S.A; Carlos Villanueva, subgerente de Canales Operativos de la misma entidad bancaria; Héctor Zoilo, Richard Villas, Ramón Escobar, Benjamín Canteros, y Manuel Gaúna de la Cooperativa de Tabacaleros; José Santajuliana de la Cámara del Tabaco; Jorge Mazzaro, titular del Instituto Provincial del Tabaco, junto a los directores Guillermo Causal y Miguel Fernández; así como también Antonio Lorenzo, director de Hidrovías e Infraestructura del Ministerio de Obras y Servicios Públicos y los integrantes del área de Emergencia del Ministerio de Producción: Luis Almirón, Altamirano y Duque de Arce.

MILLONARIAS PÉRDIDAS EN PRODUCCIÓN E INFRAESTRUCTURA

Los niveles de precipitaciones que afectaron los Departamentos en cuestión son históricos, de acuerdo a la información analizada. En el de Goya, durante noviembre de 2009 llovió 955 mm (contra 152 mm en 2007 y 108 mm en 2008) en tanto que en diciembre de ese mismo año cayeron otros 377 mm; mientras que en Lavalle, las lluvias fueron del orden de los 641 mm en noviembre (contra 31 mm de 2007 y 12 mm en 2008), y 238 mm en diciembre.

Si bien aún falta incorporar los datos de los productores afectados en el Departamento de San Roque, los informes preliminares hablan de 2.440 productores afectados en Goya y Lavalle, con pérdidas en superficies del orden del 60%. En materia de producción, las pérdidas rondan los 24.827 kilos; en tanto que en valor bruto de producción, el impacto negativo fue del orden del 48%.

Entre estos dos Departamentos, las pérdidas estimadas en principio rondan los $57 millones: $22 millones en Goya ($18 millones en valor bruto de producción y $4 millones en infraestructura) y $35 millones en Lavalle ($12 millones en valor de producción y otros $23 millones en infraestructura).

De todos modos, Vaz Torres señaló que es importante sumar a estas pérdidas el alto costo en la capacidad productiva que implicó para muchos productores plantar hasta cuatro veces para recuperar, al menos en parte, algo de lo invertido, tras sucesivas pérdidas de plantaciones. "Es necesario que demostremos esta situación, porque se llega a una cantidad de producción en kilos después de que el productor plantó 3 o 4 veces con graves perjuicios porque perdía los cultivos sucesivamente", puntualizó el Ministro de Hacienda.

En este esquema, los productores presentes coincidieron con la visión del funcionario de la cartera económica y plantearon la necesidad de ayudar a los productores para sostener a las familias en la zona. "Antes teníamos vacas para vender, pero las pocas que había se murieron o se vendieron y no hay batata o maíz para vender o criar otros animales; estamos en una crisis total", aseguró preocupado Santajuliana, de la Cámara del Tabaco. "Tres años seguidos de emergencia es demasiado, el productor no puede subsistir en estas condiciones", apuntó Zoilo.

En este punto, Vara trazó una línea de prioridades y señaló que ante esta situación lo urgente pasa por ayudar de algún modo al productor. "Inmediatamente después tenemos que ver porqué cae estructuralmente la producción y analizar planes de inversión y diversificación", señaló y agregó: "Una vez que pase la emergencia hay que trabajar en el tema de fondo".

$500 MILLONES DEL GOBIERNO NACIONAL, EN LA LEGISLATURA

En el marco del encuentro, el Ministro de Producción comentó a los presentes que el Gobierno pretende impulsar en período de sesiones extraordinarias la adhesión de la Provincia de Corrientes al Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios que prevé un Fondo de $500 millones para las provincias afectadas. "Creemos que la Legislatura no demorará en otorgarle la media sanción que le falta a esta adhesión (por parte de la Cámara de Diputados), de modo tal que nuestros productores puedan acceder a esta ayuda", consideró Vara. El Artículo 10º de la Ley 26.509 establece como prioridad del Fondo "asistir financieramente a la reconstitución del aparato productivo".

La presente declaración del estado de Emergencia y/o Desastre debe ser evaluada por la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, en la que las provincias tienen un representante por región, Corrientes representa a las jurisdicciones del NEA. Allí, con informes y argumentos técnicos, los funcionarios correntinos deberán fundamentar la emergencia (en el caso de que se vea afectado por lo menos el 50% de la producción o capacidad de producción) o desastre (en el caso de que la afectación sea de al menos el 80%).

Comentá la nota