El gobernador decidió descontar el 5 por ciento a todos los funcionarios por no cumplir las metas.

Después de una reunión de gabinete en el que se expusieron los resultados de las distintas acciones desarrolladas en cada área, el gobernador de la provincia, Jorge Capitanich anunció la decisión de descontar el 5 por ciento del sueldo a todos los funcionarios, pero al mismo tiempo también fijó metas de ahorro público por 250 millones de pesos en esta año a partir de preverse menores transferencias de recursos por el impacto de la crisis internacional.
A pesar del reproche de incumplimiento de metas, casi la totalidad de los ministros acompañaron al primer mandatario en los anuncios, mostrando un respaldo absoluto a las decisiones adoptadas. Reconoció que en el informe de seguimiento de las acciones jurisdiccionales efectuado con ministros y secretarios durante gran parte de la mañana de ayer, se determinó “el incumplimiento en muchas jurisdicciones”.

“La provincia tiene un formato de seguimiento a través de un tablero de comando de cada una de las acciones, lo que implica hacer un control exhaustivo del marco lógico del presupuesto por programas que pretendemos desplegar y es allí donde determinamos que hemos tenido un incumplimiento de muchas jurisdicciones. Este es un sistema de semáforo, donde el amarillo marca que las acciones se ejecutan, rojo cuando hay incumplimiento y verde cuando la cosa funciona bien, por lo tanto decidí aplicar un 5 por ciento de descuento en los haberes de funcionarios por incumplimiento de metas”.

El sistema de premios y castigos tiene que funcionar, partiendo del ejemplo de las autoridades ministros secretarios subsecretarios y personal de gabinete porque eso es lo que los va a obligar a ser extremadamente sensibles al cumplimiento de metas y a garantizar el máximo nivel de eficiencia de la gestión.

Capitanich aseguró que el descuento es para todos los funcionarios y que él como gobernador estaba incluido porque “he sido un conductor que no pudo ejecutar las metas establecidas”.

Ahorro público

Con relación a la decisión de llevar adelante un fuerte ahorro público, el mandatario dijo que “suscribimos un decreto con respecto a las metas de ahorro público equivalente a 250 millones de pesos en el año, previendo menores transferencias de recursos por el impacto de la crisis internacional y previendo una administración austera y ordenada con el objeto de garantizar no solamente estabilidad en el empleo público, sino también pago en tiempo y forma de los salarios públicos”.

Cuestionó a la oposición sosteniendo que “se esmeran en decir que no tenemos un plan, ni un programa, pero la verdad es que tenemos un marco lógico, presupuesto por programa, red programática y recibimos a organismos multilaterales de crédito que observan con interés nuestras acciones porque por primera vez en muchos años la provincia tiene planes, programas y metas a cumplir”.

Resaltó que el sistema de seguimiento instrumentado, es un tablero de comando utilizado en países como Brasil y Chile. “Si nosotros somos capaces de cumplir las metas de los 45 programas presupuestarios que tenemos, y que todos los gobiernos que nos sucedan tengan metas, la provincia tendrá un ritmo de crecimiento extraordinario”.

Entre algunas de las metas a las que hizo referencia, Capitanich expresó que “bajamos a 17,3 por mil la mortalidad infantil y ahora nuestra meta es lograr 9,9 por mil. Desde el punto de vista de la educación inicial tenemos hoy cerca de un 75 por ciento en condiciones de ingresar y si incrementamos la infraestructura podremos llegar al 100 por ciento, pero también tenemos que trabajar en la enseñanza media donde tenemos un alto desgranamiento Tenemos alto desgranamiento. Si cada gestión se pone una meta y se van cumpliendo gradualmente, los resultados son contundentes a largo plazo”.

Comentá la nota