El gobernador Daniel Scioli piensa en "descabezar" a jefes policiales

El crimen de Santiago Urbani, de 18 años, ocurrido en su propio domicilio durante la madrugada del sábado último en la ciudad bonaerense de Tigre conmocionó a la sociedad, que se movilizó y reclamó enérgicamente por más seguridad.
A casi cuatro días de ocurrido el trágico hecho, se sabe que fueron desplazados los dos policías que debían patrullar la zona y que aparentemente no escucharon el llamado del 911 por estar dormidos o distraídos, un detenido que se declaró inocente e innumerables medidas que hasta el momento no resuelven el caso. Sin embargo, Agencia NOVA pudo conocer que el propio gobernador Daniel Scioli va por más en la toma de decisiones: en una medida sin precedentes con la que pretende calmar los ánimos de la ciudadanía, tiene en carpeta la exoneración de los jefes que tuvieron responsabilidad directa en la "cadena de mandos" que al fin y al cabo no tuvieron efecto.

Al respecto, se supo que la idea del gobernador es desplazar a los denominados "jefes de turno" que desempeñaban funciones en las jefaturas departamentales, distritales y jurisdiccionales, por lo que se estima que la purga comprenderá a unos dieciséis efectivos policiales.

Ante un hecho de tal magnitud, el gobernador confía que con esta decisión estará dando señales orientadas a no perdonar el mínimo error en cuestiones de prevención de hechos delictivos que involucren a policías bonaerenses.

No obstante, además, llamó poderosamente la atención que ante tal repercusión por el crimen de Urbani el ministro de Seguridad de la provincia, Carlos Stornelli, haya tenido tan poca exposición pública. De acuerdo a lo que pudo saber Agencia NOVA, esto obedece a expresas directivas y consejos del secretario general de la Gobernación y hermano del gobernador, José Scioli.

"No es conveniente que Stornelli se exponga en este momento tan duro", dicen que sugirió "Pepe" Scioli en una reunión realizada el lunes por la noche, para luego "proponer" que el vocero del caso sea el jefe de la fuerza, comisario general Juan Carlos Paggi, cosa que efectivamente sucedió.

En ese sentido, se comenta que Stornelli "está bastante desacreditado" como para salir al ruedo en medio del reclamo ciudadano por más seguridad, máxime si se tiene en cuenta que no fueron pocos los casos que conmocionaron a la opinión pública y que tuvieron al mencionado ministro en el centro de la escena.

Otra lectura de los hechos, a su vez, se dio en el marco de las reuniones realizadas en diversos ámbitos del Gobierno bonaerense: José Scioli es uno de los que cree que la gestión de Stornelli cumplió un ciclo y por eso propone un cambio de mando.

Cabe recordar que Santiago Urbani murió el sábado pasado a las cuatro de la mañana, cuando volvía con su auto de una cena con amigos a su casa de Liniers al 1900, en Tigre. En ese momento, cuatro asaltantes lo interceptaron en la puerta y lo obligaron a llevarlos al interior de la vivienda donde dormían su madre y su hermana, de 19 años. Los ladrones, después de robar varias pertenencias de la casa, lo mataron de dos balazos y huyeron llevándose su auto. (www.agencianova.com)

Comentá la nota