El Gobernador consideró positiva la reapertura del diálogo con Nación

La jefa del Estado Nacional escuchó los planteos del Mandatario provincial. El correntino aseguró que es posible acordar acciones para solucionar algunos problemas provinciales y avanzar en acuerdos que aporten soluciones a las urgencias locales.
El gobernador de la provincia, Arturo Colombi, manifestó un optimismo moderado al salir de la entrevista con la presidente Cristina Kirchner y aseguró que "el gesto de abrirse al diálogo es positivo pero considero que es un primer paso".

Para Colombi "todavía falta lo más importante que es entrar de lleno al debate para generar las soluciones que esperamos todos, especialmente los que defendemos el federalismo como sistema de gobierno y una distribución equitativa de los recursos", indicó el mandatario.

Señaló que "la Presidente nos escuchó, es importante porque se revierte la situación de no mantener una relación fluida y por eso esta audiencia es positiva".

La Presidente también expuso las dificultades que tiene el Gobierno nacional para continuar con la articulación de las políticas de subsidios, a lo que el mandatario correntino respondió que "hay salidas, que en Corrientes tenemos planes y que planificamos el desarrollo a través del estudio que se hizo en conjunto con el Banco Mundial".

"Yo expreso buenas expectativas por lo que viene a futuro, más allá de que el escenario es complejo y de que la clave de los grandes temas como la coparticipación será el Congreso; allí debemos discutir esas cuestiones", señaló el Gobernador.

Asimismo manifestó que la Presidente le expresó que "queremos trabajar en conjunto y estamos abiertos a escuchar a todos", luego de que el Gobernador se explayara sobre "la necesidad de recuperar los intercambios institucionales regulares en pos de resolver los problemas de la mejor manera posible".

"No hacerlo nos perjudica a todos, incluido al propio Gobierno nacional", señaló más adelante Arturo Colombi en un contacto con medios nacionales.

El mandatario planteó también la "necesidad de retomar el diálogo en la relación institucional Provincia-Nación porque los que tenemos la responsabilidad de gobernar debemos resolver en conjunto los problemas que afrontamos los argentinos en este contexto de crisis". En este punto la respuesta presidencial fue que el ministros del Interior, Florencio Randazzo y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrrilli, serán quienes aborden las cuestiones pendientes entre Corrientes y el Estado Nacional.

Antes de ingresar a la Casa de Gobierno el Gobernador también hizo declaraciones y se pronunció a favor de "reiniciar el debate, incluso en el Congreso Nacional, sobre las políticas que atañen a un sector tan determinante para la economía del país y de mi provincia, que es el campo".

"Yo creo que es importante este llamado al diálogo, pero como puntapié inicial para discutir los temas y producir los cambios que se están esperando en medio de un contexto de crisis donde las provincias del norte del país están en condiciones de mayor vulnerabilidad", indicó el mandatario provincial.

Comentá la nota