El Gobernador se comprometió a trabajar junto a la nueva diócesis

El gobernador de la provincia, Maurice Closs asistió a la solemne celebración eclesiástica en la que fue ordenado el nuevo obispo de la diócesis de Oberá, en el marco de una ceremonia oficiada en el anfiteatro del Parque de las Naciones.
Previamente, el primer mandatario provincial mantuvo un encuentro protocolar con el Nuncio Apostólico en la Argentina, Adriano Bernardini, quien tuvo a su cargo la ordenación de monseñor Víctor Arenhardt. Finalizada la celebración, el Gobernador saludó al flamante obispo y a los miembros del clero, que junto a más de seis mil feligreses participaron en el histórico acontecimiento.

En diálogo con Noticias y Canal 2, el gobernador Closs destacó la importancia de la creación de la nueva Diócesis en la Zona Centro de la provincia y en este sentido, sostuvo que continuarán "trabajando en conjunto para lograr el bien común". En esta línea, resaltó que la creación de la diócesis de Oberá -que tiene como Obispo a un hijo de la Tierra Colorada- "es de suma importancia para toda la Zona Centro, por lo que continuaremos trabajando en conjunto, para lograr el bien común de la sociedad". Al tiempo que recordó las palabras del Nuncio Apostólico, Adriano Bernardini, "lo dijo muy claro, ellos trabajarán velando por la integridad de las almas y nosotros por todas las necesidades de la sociedad misionera. Es decir, todo lo que tiene que ver con el bienestar, la justicia y de esta manera vamos a lograr que Misiones crezca más y en paz", señaló.

Comentá la nota