El Gobernador cerró las jornadas sobre nutrición

El gobernador Beder Herrera, cerró las Jornadas de Nutrición realizadas en la residencia oficial. Además estuvieron presentes los ministros de Desarrollo Social Délfor Brizuela, y de Salud Gustavo Grasselli, la coordinadora Operativa Laura Roncoroni y equipos técnicos de profesionales de ambas carteras.

En este marco, el primer mandatario sostuvo que la desnutrición infantil "es un tema que me preocupa, porque conozco la situación de las familias y cuando recorro cada lugar, veo que la pobreza nos ha pegado duro durante muchos años".

Beder Herrera indicó que otro factor que incide en la problemática "es la falta de información de las madres, de la gente y esto perjudica a los chicos, porque no pueden aprender en la escuela y esta es una preocupación para nosotros y por ello tenemos que trabajar en mejorar y cambiar esta realidad".

El gobernador adelantó que en la provincia se comenzará a diseñar un programa destinado a embarazadas con el fin de que "las mamás comiencen a cuidarse desde el primer momento, respetando el vínculo de madre e hijo".

Por su parte, el ministro Délfor Brizuela puntualizó que "tenemos una preocupación muy profunda y una búsqueda incesante del gobierno provincial de poder dar respuestas a los problemas, a las necesidades de la comunidad y especialmente a los problemas de la pobreza y sus manifestaciones, como la problemática de las mamás, los embarazos y el proceso de crecimiento".

Además, el titular de la cartera Social indicó que "aunando esfuerzos es la manera concreta de dar respuestas contundentes, y en nuestro gobierno, pese a las dificultades y hábitos que heredamos desde hace tiempo, estamos trabajando coordinadamente con integralidad y voluntad política".

Más tarde, el director del Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI), Esteban Carmuega, especialista en Nutrición, disertó sobre los "Diferentes Rostros de la Desnutrición".

Asimismo, aseguró que investigó sobre posibles soluciones que "pusieran en mi perspectiva cuáles eran los problemas y ahí aprendí que no bastaba con conocer un problema, había que difundirlo, entonces desde CESNI que tiene 34 años de vida, difundimos los grandes problemas importantes".

El especialista en Nutrición indicó que "la mortalidad infantil viene descendiendo, sin embargo el riesgo de morir en pobreza es el doble y una parte de esto está explicado por la desnutrición".

"La desnutrición no agrega causas de muerte, sino que aumenta la letalidad de las afecciones comunes, un niño con neumonía en un hogar sano y bien nutrido, es una neumonía y no un problema; un niño en un ambiente pobre con neumonía, se interna y algunos de ellos mueren, por lo tanto implica un enorme costo para la familia, un enorme costo para el Estado y un mínimo costo en su prevención si hubiéramos cuidado la nutrición de ese niño", aseguró.

El doctor Carmuega expresó que "el pensamiento del mundo hoy, es que entre el treinta y el cuarenta por ciento de las causas prevenibles de mortalidad infantil, son explicadas por la desnutrición".

Por último, desde la cartera Social, se informó que se esta trabajando en concretar una firma de convenio con Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil para realizar un abordaje integral sobre la problemática nutricional en nuestra provincia.

"Proyecto de Vidas Saludables"

Por otra parte, las Direcciones de Promoción Social Sanitaria y de Planificación y Organización, dependientes del Ministerio de Desarrollo Social presentaron un "Proyecto de Vidas Saludables". En este marco se especificó que para la concreción del mismo, es necesario conformar una comisión en la que participaran los Ministerios de Desarrollo Social y de Salud, con sus respectivos equipos técnicos y en conjunto con la dirección Operativa del Ejecutivo Provincial para la redacción final del programa.

El mismo, fue diseñado por Mabel Maciszonek, Gustavo Cocha y Marcelo Acosta y tiene como eje central "la realización de tareas de prevención y promoción, en lo que respecta a la salud de la madre gestante y en período de lactancia, así como de los niños de hasta 2 años, buscando optimizar todas las oportunidades de contacto de las familias en riesgo social para promover una alimentación complementaria oportuna, realizando intervenciones nutricionales que contemplen las necesidades específicas de cada grupo y condiciones particulares de riesgo".

Este programa plantea "la promoción de un crecimiento intrauterino normal, previniendo el bajo peso al nacer, estimulando la práctica de lactancia materna con suplementos nutricionales y promoviendo el óptimo desarrollo del sistema nervioso central, evitando retardo en el crecimiento físico, disminución de la capacidad motora, intelectual y alteraciones en el lenguaje", precisó Mabel Maciszonek.

La profesional explicó además que los objetivos específicos son: "brindar una alimentación adecuada que le permita al niño tener igualdad de oportunidades en el futuro, promocionar el cuidado y el control de la salud del niño y la embarazada, brindar una adecuada alimentación a los futuros beneficiarios promoviendo hábitos saludables de vida, reemplazar el Programa Crecer Mejor (destinados a la atención de niños con riesgo nutricional) por un Programa destinado a prevenir el riesgo nutricional".

"Con la implementación del programa pretendemos lograr que la población infantil en riesgo de déficit nutricional y vulnerabilidad social mejore su calidad de vida, además propiciar que las embarazadas logren una adecuada alimentación durante su gestación y en período de lactancia (hasta los 6 meses), y la generación de la aceptación de alimentos fortificados en vitaminas y minerales en (niños de 6 meses a 2 años)", sostuvo Maciszonek.

Finalmente, la directora puntualizó que "serán beneficiados con este programa niños de seis a veinticuatro meses y embarazadas y mujeres en período de lactancia por condiciones de vulnerabilidad social, con riesgo nutricional y hasta seis meses después del parto".

Comentá la nota