El Gobernador y Cazabán cobran un plus por desarraigo.

Además otros 10 funcionarios reciben el beneficio.Se trata de una decisión delGobierno para "compensar gastos de traslado" a quienes viven a más de 100 Km.
El gobernador Celso Jaque, su principal ministro, Alejandro Cazabán, y al menos otros 10 funcionarios del Ejecutivo cobran casi 1.500 pesos extra en su sueldo por "desarraigo". Se trata de un beneficio que la actual gestión incluyó para "compensar" a los funcionarios que vienen del interior de la provincia o incluso de otras provincias.

Según la información oficial son 12 los le cobran ese plus, pero son muchos más los que están habilitados para hacerlo, pues dentro de la gestión de Jaque hay varios dirigentes de otras provincias.

La disposición del Gobierno quedó plasmada el año pasado en el decreto 566. El primer beneficiado con la medida fue el propio Gobernador, que encabeza la lista al tener residencia legal en Malargüe.

El decreto establece que se otorgue como "compensación por gastos de traslado" una suma de 1.180 pesos para todos los funcionarios que tengan su domicilio real a una distancia de entre 100 y 200 kilómetros de su lugar de trabajo, y de 1.480 pesos para quienes estén a más de 200 kilómetros. La disposición incluye a todos los funcionarios del Ejecutivo y de organismos descentralizados.

Jaque vive en Mendoza en su propio departamento, ubicado en calle Rivadavia de Ciudad y se mueve, como las reglas lo indican, en auto oficial.Sin embargo, cobra 1.480 pesos por gastos de traslado, aunque los fines de semana suele ir a su departamento.

El secretario general de la Gobernación,Cazabán, sigue arraigado en San Rafael, por eso también solicitó el pago de ese ítem.La lista de beneficiarios sigue con Enrique Soler, titular de la Dirección Provincial de Vialidad; Jorge Romera, de la Dirección de Personas Jurídicas; Rodolfo Huerta, de la Dirección de Ganadería; EstebanTuduri, del Ministerio de Infraestructura; Jorge Lucero, director de Logística del Ministerio de Seguridad; Carlos Caballero y Alberto Melgarez, del Servicio Penitenciario y Héctor Canales, también de Vialidad.

La última en pedir el beneficio fue la directora de Recursos Humanos de la Dirección General de Escuelas, la malargüina Lucrecia Olive, quien tramitó el beneficio ni bien asumió en el cargo. "El decreto está vigente y es legal.Todos los funcionarios que viven lejos tienen derecho a acceder", aseguraron oficialmente.

Lejos de casa

Uno de los argumentos que complicó el armado del gabinete de Jaque, según aseguraban en el Gobierno, era el bajo salario. Luego de asumir, varios funcionarios que provenían de zonas alejadas solicitaron alguna compensación.Los Andes reveló en abril de 2008 la decisión de crear el plus por desarraigo y luego de la publicación hubo quienes aseguraron que le medida no se ejecutaría. Sin embargo, el decreto mantuvo su vigencia y de hecho se ejecuta.

El desarraigo es pagado a los legisladores pero hasta ahora el Ejecutivo había obviado ese beneficio.Jaque lo incluyó a pocos meses de hacerse cargo.

El decreto 566 establece que "las autoridades superiores y funcionarios que se desempeñen en cargos de mayor jerarquía y autoridades superiores de los organismos, descentralizados (...) cuyos domicilios reales y habituales se encuentren entre cien y doscientos kilómetros del lugar donde desempeñen sus tareas, percibirán la suma mensual $ 1.180 en concepto de compensación de gastos de traslado. Cuando el domicilio real y habitual del funcionario se encuentre a más 200 km, el monto de la compensación será de $ 1.480 por mes".

El único límite que tienen los funcionarios que quieran acceder al beneficio es que su salario final no supere al del Gobernador, que con el plus roza los 12 mil pesos. Además de la lista oficial de 12 beneficiarios, hay otros que están en condiciones de acceder pero, según la información oficial, aún no lo cobran.Entre otros están el sanjuanino Raúl Leiva, principal asesor de Jaque y también Rodrigo Ruete, subsecretario de Gestión Pública, que es bonaerense.

Comentá la nota