El gobernador Beder Herrera se reunió con el obispo Roberto Rodríguez

El gobernador Beder Herrera recibió al obispo diocesano Roberto Rodríguez en la Residencia Oficial, donde conversaron sobre el significado de la obra impulsada a través del Ministerio de Infraestructura, para la refacción y reparación de las iglesias históricas de Malligasta, San Nicolás, Los Sarmientos, y las obras que se están ejecutando en San Blas de Los Sauces y en Aimogasta, entre otros. También consideraron diferentes aspectos sobre el desarrollo de la provincia a través de la producción. "Todos estos elementos van a ayudar a superar el tema de la pobreza", expresó monseñor Rodríguez.
Sobre la revalorización de los templos, el obispo Roberto Rodríguez dijo que "proyectando hacia el futuro esa realidad, hay que seguir conservando el patrimonio arquitectónico y eclesiástico en general, que tenemos en la provincia y que es muy valioso".

Mencionó como ejemplo que la iglesia de Tama fue construida en el año 1582, antes de la fundación de La Rioja." Por eso hemos hablado de continuar con ese desarrollo", indicó.

Otro de los temas tratados en la reunión con el gobernador fue el desarrollo de la provincia a través de la producción, la apertura hacia los mercados internacionales y la renovación de las variedades que se cultivan.

En este sentido, Rodríguez dijo que "todos estos elementos van a ayudar a superar el tema de la pobreza, aunque también tenga que estar esa ayuda inmediata por medio del Ministerio de Desarrollo Social, pero todo eso tiene que ir siempre ordenado y pensado como un elemento de emergencia, donde poco a poco se tiene que ir cambiando la ayuda o asistencia por el trabajo".

Al respecto, el monseñor expresó que "en La Rioja hay muchas potencialidades, incluso intelectuales, con una búsqueda del mejoramiento de la realidad social. La iglesia a través de Cáritas también lo está realizando con pequeños emprendimientos".

Hizo hincapié en la necesidad de una búsqueda de desarrollo siempre y no quedarse con la asistencia. "A la teología de la pobreza, es decir la presencia del pobre en la sociedad, tenemos que agregarle la teología del desarrollo y de la producción", puntualizó.

También se refirió al nuevo año que comienza y dijo que "esto siempre trae mucha esperanza y el año viejo es motivo de reflexión sobre como vivimos ese año.. Tenemos que abrirnos a un trabajo fecundo en nuestras actividades, cada uno en los suyo, todo basado en una cierta austeridad personal y con apertura al otro, con el reconocimiento de los demás y viviendo un clima de hermandad, para evitar que se produzca un disloque o un confrontación entre los distintos grupos sociales".

Finalmente trasmitió un saludo de año nuevo y manifestó "que en el año 2010, el año del Bicentenario de la Patria, nos preocupemos los argentinos para estrechar los lazos sociales y para rehacer la red social, que es lo que nos permitirá trabajar juntos, en vista de la grandeza de la Nación".

"Se hace necesario fortalecer a la familia, que siempre debe ser la célula fundamental de la sociedad, sobre la que se basa todo bienestar y todo futuro", expresó.

Comentá la nota