La gobernación reconoció aumento de chicos detenidos por hechos violentos

Menores cometen un millón de delitos al año en Provincia

De los casos de menores vinculados con hechos delictivos violentos, el 85 por ciento corresponde al Conurbano y en toda la Provincia hay unos 400 mil chicos sin educación ni trabajo.

MEDELLIN.- El gobierno bonaerense reveló ayer que se registran al menos un millón de delitos cometidos por menores de edad por año en la Provincia de Buenos Aires, al fundamentar el reclamo de la baja de edad de imputabilidad en hechos delictivos graves.

La cifra fue dada a conocer por el jefe de la Policía Bonaerense, Daniel Salcedo, durante una conferencia de prensa en la Alcaldía Medellín, junto al gobernador Daniel Scioli y el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, en el marco de la visita oficial de dos días a Colombia que se inició ayer en esta ciudad.

“Vemos que hay un incremento serio” en delitos cometidos por menores de edad, dijo la máxima autoridad policial, y precisó: “Según la estimación que nosotros estamos dando, tenemos casi un millón de delitos cometidos por año de estas características”.

En la rueda de prensa, donde el tema excluyente fue la seguridad y la participación de menores de edad en los hechos que conmocionan a la sociedad, el jefe de la Policía Bonaerense sostuvo que “hay que abarcar este problema desde todos los aspectos, no sólo con leyes”.

Números reales

“Vemos el incremento de los delitos, esto no es estadística sino que son números reales” manifestó Salcedo que aportó datos que revelan la situación imperante en la Provincia en el terreno de la seguridad.

En ese sentido, Salcedo explicó que “tenemos un promedio que va creciendo de 1.000 a 1.200 menores aprendidos por delitos violentos”, detalló que “de estos, casi el 85% es del Gran Buenos Aires”, y que “muchos tienen recurrencia de entre 30 y 40 veces”.

La rueda de prensa con enviados especiales a Medellín estuvo centrada en justificar la convocatoria del gobierno provincial para que se trate un proyecto que reduzca la edad de imputabilidad a quienes cometen delitos graves, en una decisión que se plasmó tras el asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea en San Isidro.

Como se recordará, ese hecho de sangre se suscitó cuando un grupo de delincuentes asaltó durante la madrugada la casa de Barrenechea y además de ultimar a sangre fría al jefe de familia, hirieron gravemente a un hijo adolescente de la víctima.

Menores en riesgo

El crimen generó la reacción de vecinos de San Isidro que exigieron respuestas al gobierno provincial durante el sepelio de los restos de Barrenechea y sumó también el enfoque crítico del intendente de ese distrito, Gustavo Posse.

En Medellín, de todas formas, tanto Scioli como Salcedo y Stornelli se encargaron de destacar que una norma sobre la imputabilidad de los menores por sí sola no arregla el problema sino que hace falta mayor política de inclusión social. “El cambio de una ley no va a mejorar las cosas sino un conjunto de políticas”, señaló el gobernador Scioli.

Además, llamó a “acelerar el debate”, aunque señaló que quieren “hacerlo trabajando con el Poder Judicial y los legisladores”. Ayer a la madrugada, apenas arribado a Medellín, el gobernador había destacado que la discusión sería por “consenso”.

A su turno, Stornelli “consideró que un menor que ha ingresado en el delito genera un riesgo, frente a lo cual la Policía poco y nada puede hacer en materia de prevención y de reflexión”.

“Desde que la ley (Penal Juvenil) entró en vigencia, la participación de menores y la violencia del menor en los delitos es cada vez mas frecuente. Mas allá del riesgo que genera en la sociedad, la mayor víctima de ese riesgo es el menor que sigue sin estar bajo la tutela del Estado”, dijo el ministro.

Comentá la nota