Gloria Lacanau: "A Bruera no le interesa el desarrollo turístico de La Plata"

Gloria Lacanau es profesora de Geografía y especialista en turismo. Estudió también Maestría en Gestión Pública del Turismo en la Universidad Internacional de Andalucía. Desde el año 1996 se desempeña como profesora en la Universidad Nacional de Quilmes. Además, desde el 2005 al 2007 fue capacitadora de la Secretaría de Turismo de la Nación.
Fue precisamente a través de la Universidad de Quilmes que Lacanau recibió una invitación para participar en el congreso internacional de turismo "Turiciencia Cuba 2009", que se va a realizar a partir del 5 de mayo en La Habana, y a al que concurrirán especialistas de todo el mundo. Pese a que se trata de una oportunidad invalorable para fomentar el turismo de la ciudad, tanto las autoridades provinciales como municipales se han negado permanentemente a recibir a Lacanau para que cuente la propuesta que llevará al congreso.

"Desde 2005 vengo trabajando en el proyecto de Desarrollo Turístico de la ciudad de La Plata. Como platense, veo que la ciudad no avanza. Nadie tiene un plan de desarrollo turístico y no hay voluntad. Lo he sufrido porque cuando era funcionaria nacional y recorría los pueblitos perdidos en el mapa, y que hoy tienen desarrollo turístico, me preguntaban qué pasaba con la ciudad de La Plata y yo no tenía qué decir".

"Hoy trato de comunicarme con el intendente Pablo Bruera para avisarle que soy la única que va a participar del congreso (junto a una investigadora que se encarga de Berisso-) y no tengo respuesta -explica Lacanau en una entrevista con Agencia NOVA-. Bruera fue invitado también a escuchar alguna charla y nunca vino. Nunca me recibió. En el 2007, cuando aún era diputado provincial, le presenté al actual intendente mi currículum, porque ya tenía el entrenamiento de trabajar en Nación y allí me sugirieron que trabajara en mi ciudad. En ese entonces, Bruera dijo que me iba a convocar. Cuando fue electo intendente, y antes de asumir, estuve en la Comisión de Turismo, que estaba integrada por la actual directora del área, Ana María Fisher, que había sido alumna mía y que es licenciada en Hotelería, su hija y yo. Fisher, además de funcionaria municipal, actualmente es empleada administrativa en un hotel en Buenos Aires.

- ¿Cómo puede ser que el turismo platense sea atendido por alguien que administra un hotel en Buenos Aires?

- Yo me quedé helada. Porque no se conlleva esa tarea con la jerarquía que implica ser funcionario municipal. La tarea de manejar el turismo local, si realmente se quiere a La Plata, debe ser de tiempo completo. Después me enteré de que Fisher no es de La Plata, sino de Gualeguaychú. No sabía ni las calles. En su momento, además, Fisher me llamó para que fuera su asesora. Yo fui, pero… ¿cómo podemos armar un plan con alguien que sólo tiene una hora disponible para esa función? Ahora, ya como ciudadana y no como especialista en el tema, me pregunto cómo esta mujer se sigue manteniendo en el cargo. Es todo político, y no me quiero meter en política.

- Supuestamente Fisher llega de la mano de Juan Amondarain (ex senador provincial aliado actualmente a Bruera).

- Porque el intendente, después de conformar su equipo de trabajo, pasó por la Secretaría de Turismo de la Provincia y solicitó gente para ese área.

- ¿Es verdad que la única asesora que tiene Fisher es la hija?

- Sí.

- O sea que usted, ahora, va a representar a La Plata en un Congreso Internacional y no recibe ninguna atención del municipio.

- Exacto. Y aclaro, además, que la señora Fisher jamás podría hacer esa participación porque debe ser alguien académico con experiencia y trayectoria. No es por nada, pero yo vengo trabajando desde hace muchísimos años. Entonces jamás puede llegarle a una funcionaria sin trayectoria académica una invitación de este tipo. Porque vamos los especialistas en turismo y somos nosotros, justamente, los que posibilitamos que después se produzca el ingreso de turistas en las localidades.

- ¿Y por qué cree que se produce esta falta de atención hacia el tema?

- Creo que al intendente no le interesa La Plata como ciudad, y tampoco el desarrollo del turismo. Y no se da cuenta de que puede obtener dinero a través del turismo. El otro día estaba yo en la Universidad de Quilmes y vino el ministro de Turismo de México y me dijo que una oportunidad de los países en crisis es el turismo. Yo invité varias veces al intendente Bruera, y nada. Y ahora me acabo de enterar de que sabe que viajo el fin de semana, y que tengo que pedirle formalmente una audiencia para comentarle lo que voy a hacer. Me parece una falta total de respeto, porque creo que mínimamente merecía ser recibida para preparar esto como corresponde. Es una falta de respeto por los platenses y la ciudad.

- ¿O sea que hoy ve un Estado municipal ausente?

- Ausente en turismo. Sé que hay otras cuestiones de prioridad como la salud y la educación. Lo que sucede es que, contando con los ingresos del turismo, se pueden desarrollar, justamente, esas dos cuestiones. Y, aparte, el turismo va con la educación y la salud. Hay cierto desconocimiento vinculado a que turismo es solamente viajar, cuando, en verdad, para poder viajar debe haberse desarrollado algo que atraiga a los turistas. Tomemos el ejemplo de los países de Europa. Yo fui formada en España, y los españoles me decían que La Plata es una ciudad única en el mundo: fue planificada antes de realizarse, con Julio Verne de por medio, ya que han tomado su proyecto de una ciudad con diagonales, con rectas, con una avenida cada seis, con vegetación. Y el europeo no lo puede entender. Y lo desconoce porque no se comunica. Comunicar no es poner un cartel que uno deba bajar y fijarse dónde llegó, porque ni siquiera dice "Bienvenidos a la Plata", como sucede en la bajada de la autopista. Y lo curioso es que cuando uno se va de La Plata, ahí se ven las fotos de lo que recorrió. Pero uno no puede llevarse esas imágenes cuando no sabemos dónde está lo que retratan. Entonces, para todo eso hace falta el sentido común. Veo cómo se gasta plata en cosas que no van. Eso es porque falta conocimiento. Y La Plata no es solamente el casco urbano: es el partido del Gran La Plata. Y hay que trabajar en todos los frentes. Porque no me puedo olvidar de la colonia japonesa, de la parte de establecimientos rurales, de granjas.

- ¿Cuáles son sus propuestas?

- Hay que arrancar con un relevamiento de los atractivos turísticos, del alojamiento, de la restauración, que consiste en la oferta gastronómica de bares y restoranes, de la señalización en las calles. Sé que a esto último lo están haciendo. Bueno, es cuestión de acompañar todo. Y no es cuestión de dar folletos. El único que se interesó en mi proyecto es el director de la Juventud de la Provincia (Cristian Amador), no así el gobernador Daniel Scioli ni tampoco el área de turismo. Y estos proyectos pertenecen a la Provincia. Y nadie del gobierno bonaerense se dignó a atenderme ni recibirme ni a preocuparse de que yo llevo esto al exterior. Lo que planteo es que, así como existe el "Plan Trabajar" para los mayores, se pueda trabajar con los jóvenes que están sin ocupación. Esto llevará dos años, y puede ser trasladado a otras localidades de la Provincia. Porque toda localidad tiene su atractivo. Y todo esto requiere de una buena planificación con la gente que corresponde, y no es tan difícil. Me voy dolida al congreso, porque estoy tramitando esto desde hace más de un mes. Pero no importa porque yo lo hago por mí y los ciudadanos platenses. No busco ningún rédito económico con esto. Y rescato además la predisposición del gobierno nacional, porque tanto el ex presidente como la Presidenta me han recibido de audiencia en audiencia, y están apostando al turismo. A mí me han mandado a pueblitos del interior para potenciarlos. Los gobiernos provincial y municipal son los desinteresados.

"Recalco que no pido nada económico. Porque nos pagamos todos nosotros -subraya Lacanau-. Lo que pedimos es el aval, el reconocimiento. Pero no hubo nada. Voy a solicitar la audiencia formalmente con el intendente, como me han pedido, pero sé que no me va a atender. Y lo lamento muchísimo. Para colmo, sé que cuando esté en La Habana me van a preguntar por el rol del Estado y, en este caso, desgraciadamente, voy a tener que dejar en blanco ese espacio. Porque ni siquiera hay interés en ver lo que estamos haciendo. Y con Berisso nos ha pasado lo mismo. Y Provincia ni hablar. Estoy muy desilusionada". (www.agencianova.com)

Comentá la nota