GLEW: UNA COMISARIA PARA LOS VECINOS

Todos los policías, que componen la dotación de la Comisaría Almirante Brown 7ma, recuerdan con claridad, las palabras del actual Comisario Cesar Buchichia quien llegara acompañado, como segundo al frente el Subcomisaria Pablo Kisch, de que reacondicionarían la comisaría y a la vez construirían vestuarios y baños para el personal, para dignificar el trabajo de todos los uniformados que en mas de una vez pasan mas horas en su lugar de trabajo que en su hogar.
Sin tener donde refrescarse y/o cambiar el uniforme, teniendo esto vital importancia en cuanto a la imagen de profesionalidad que debe exhibir el personal de la institución. No solo la actual gestión del Comisario Buchichia, piensa en como mejorar las condiciones de trabajo de sus subordinados, sabiendo que esto repercutirá en forma favorable en la atención al público, sino que también los vecinos se sientan cómodos y contenidos al momento que se vean obligados a concurrir a la dependencia a efectuar tramites. Como primera se ha logrado limpiar de secuestros la calle y los patios internos de la seccional, se han recuperado los sanitarios que estaban inhabilitados, se ha confeccionado en la entrada principal una rampa para discapacitados, la que prontamente será techada, se halla en terminación una nueva guardia para la atención al público, y se esta por habilitar un nuevo pozo ciego para los desechos cloacales, teniendo en cuenta que en nuestra comisaría, se hallan alojados cerca de 40 detenidos a quienes atender. Y para poder culminar esta obra, y que el vecino de Glew, se sienta mas cómodo y su permanencia en la comisaría se reduzca al mínimo indispensable es que se comenzó con la construcción de dos nuevas oficinas y un vestuario para el personal (que a la fecha nunca existió), las cuales alcanzan un total de 60 metros cuadrados. Este esfuerzo se esta logrando por el trabajo aportado por vecinos, instituciones, y personal de nuestra comisaría, pero principalmente por el calor y vocación de servicio que cuenta el actual titular y del Subcomisario Kisch, cuyas improntas serán recordadas por su personal con cariño, aun cuando estos jefes se vayan a otro destino. PARA REFLEXIONAR: Las obras dejadas, son el fiel reflejo, de una iniciativa de progreso y ganas de dejar para la comunidad, beneficios, en pos del bienestar social. También se recordara aquellos que solo pasaron y no dejaron una historia positiva.-

Comentá la nota