Gladys González visitó General Alvear y Saladillo

La diputada electa habló de las candidaturas, el trabajo que está haciendo Unión Pro e hizo una autocrítica a la oposición.
La diputada nacional electa de Unión Pro, Gladys González, estuvo el viernes en General Alvear y Saladillo en el marco de sus habituales recorridas por la Provincia. Por la tarde, estuvo en General Alvear donde se reunió con Gaudencio Fernández y dirigentes del PJ disidente en el local partidario, y luego visitó el Jardín de Infantes N° 903 de Villa Belgrano, donde fue recibida por alumnos, docentes y familiares que celebraban el día de la familia.

Pasadas las 19, participó de una conferencia de prensa y de la proyección de un documental en conmemoración al Día de la Lealtad en el Auditorio Ricardo Galliani de la Biblioteca Mitre de Saladillo, acompañada por el senador y concejal electo Ricardo Lissalde y varios militantes.

González nació en Bolívar, se graduó en la UBA como licenciada en Ciencias Políticas, fue directora del Banco Ciudad cuando asumió Mauricio Macri como jefe de Gobierno y actualmente se desempeña como subsecretaria de Atención Ciudadana. Fue elegida diputada nacional por la lista de Unión Pro en la que ocupó el tercer lugar.

Haciendo autocrítica, dijo que la oposición no ha estado "a la altura de las circunstancias" desde que obtuvo el triunfo en las urnas. "Se ha encargado de ser opositora y no de convertirse en una real oposición y creo que el 28 la gente nos puso en un lugar que nos exigía cierta madurez política, por lo menos desde el Congreso. Una oposición que trabajase en conjunto para evitar esta violación de la institución que ha venido haciendo el kirchnerismo con el Congreso", sostuvo.

Explicó que están trabajando "en una agenda donde pobreza, seguridad, desarrollo económico, donde agro y Pymes estén presentes", comentando que el ex presidente Kirchner hizo una lectura de su derrota en las elecciones y que salió a solucionarla con la Ley de Medios y con la Ley de Reforma Política, que será ingresada en las Cámaras brevemente y que no tendrán problemas en aprobar mediante los mismos métodos: "el apriete, la presión a Intendentes y Gobernadores respecto de sus fondos y de la caja que aún tienen".

"El objetivo es la reelección de Néstor Kirchner y eso ha sido la reconstrucción del poder que han hecho. Ellos lo han dicho y han salido a profundizar el modelo, entonces los temas que le interesan a la gente, como es la recuperación del campo de todo el interior, la desaceleración de la economía, no les interesan", dijo.

La carrera al 2011

"Creo que el peronismo se debe una renovación dirigencial, que hombres como Ricardo Lissalde, que representa este espíritu en Saladillo, lo puede llevar a cabo. Unión PRO es eso. En donde tenemos mucho peronismo, pero también hay muchos dirigentes nuevos y de independientes que se acercan a construir esa alternativa, tanto a nivel nacional como provincial, donde trabajamos para la candidatura de Francisco (De Narváez) como Gobernador" manifestó.

Informó que tanto De Narváez como Macri y Solá "continúan recorriendo ciudades y provincias para convertirse en un alternativa informada de lo que necesitan los habitantes del territorio argentino. No podemos darnos el lujo de seguir en la rosca o en la internilla política, sino que hay que empezar a construir una alternativa".

Afirmó taxativamente que De Narváez será candidato a Gobernador en el 2011 y que para ello están trabajando, al igual que para obtener las intendencias de los distritos del interior. "Me parece que Saladillo tiene una oportunidad. De hecho el 28 de junio y hablando un poco de peronismo también, los saladillenses eligieron qué peronismo querían, es el que está en Unión PRO y tenemos la oportunidad de que después de tantos años él pueda ganar el distrito. Hay un trabajo enorme que están haciendo para prepararse para eso", expresó.

Comentá la nota