Gladys González y Pinedo acompañaron el cierre del año en Bolívar

El Pro cerró el año en el interior de la provincia de Buenos Aires con una actividad en Bolívar el pasado sábado en el Radio Club local. A la cita asistieron, entre otros, los diputados nacionales Federico Pinedo y Gladys González, y el diputado provincial Emilio Monzó, ex ministro de Asuntos Agrarios de Scioli. La coordinación estuvo a cargo de Manuel Mosca, uno de los líderes de la juventud macrista.
La conferencia de prensa la abrió Manuel Mosca, que actuó de anfitrión: "La idea que tuvimos desde la juventud de la Séptima Sección Electoral fue organizar un plenario para dirigentes del interior de la provincia de Buenos Aires, y también para militantes. Sentimos que era importante convocar a autoridades, figuras y referentes que nos vayan explicando cuál es la realidad política a nivel nacional y provincial, y que nos vayan diciendo qué es lo más importante para que tengamos en cuenta de cara a lo que viene".

¿Cuál es el clima con el que se encontraron en el Congreso y cómo creen que van a seguir las cosas dentro de una oposición que le logró quitar la mayoría al kirchnerismo?

- Nosotros venimos de tiempos de mucho atropello, mucho abuso de parte de la mayoría circunstancial que tenía el Frente para la Victoria, y me parece que un barco que estaba medio escorado se ha empezado a equilibrar gracias a un acuerdo muy amplio de la oposición, que va desde sectores de izquierda hasta el radicalismo, el socialismo de Binner, el pero-nismo federal, el Pro, de manera tal que ha quedado demostrado que es posible hacer acuerdos entre los argentinos, que no tenemos que estar todo el día enfrentándonos como nos propone el oficialismo, y eso mo-tivó que se pudieran sentar del lado nuestro 160 diputados sobre 257 que somos. Ese me parece que es el comienzo de una etapa más equilibrada (Pinedo).

¿Son concientes de que no en todos los temas van a poder estar de acuerdo como en la primera sesión?

- Obviamente, la mayoría opositora fue muy apabu-llante, pero también muy plural. En algunos temas estuve hablando con gente de Pino Solanas y tenemos acuerdos importantes, en el sentido de que hay que respetar el voto de la gente, la Constitución y las leyes, el valor de la educación, la salud y el dinero público para que no se lo choreen. Hay una base de acuerdo institucional importante.

Después vamos a tener diferencias sobre algunos temas, sobre todo en los de política agropecuaria, energía; pero trabajaremos en los temas que estemos de acuerdo (Pinedo).

¿En cuánto lo pueden ayudar a Macri desde el Congreso Nacional con el tema del traspaso de la Policía Federal y demás?

- El consenso sobre temas de la ciudad de Buenos Aires es muy difícil en el Congreso, requiere mucha voluntad política. Cuando se aprobó la primera ley de transferencia de la Policía, que se puede hacer, porque el Congreso ya lo habilitó, fue porque Mauricio Macri acababa de sacar el 60 por ciento de los votos y el kirchnerismo decidió apoyar esa sanción; pero generar consensos alrededor de estos temas requiere mucha voluntad política y una cosa muy amplia. Me parece que no estamos para eso en este momento (Pinedo).

Gladys, ¿cómo fue este cambio de la gestión pública al Congreso Nacional?

- Es difícil para alguien que viene de la gestión pasar a un ámbito colegiado donde la negociación y el diálogo son las reglas; pero la verdad que luego de la jura del pasado 3 de diciembre, donde toda la oposición pudo torcerle el brazo al kirch-nerismo, me llenó de entusiasmo y estoy con mucho optimismo de que podamos seguir trabajando de esta manera.

Hace un par de días se armó una mesa de mujeres por la seguridad ciudadana, en la que volvimos a repetir este gesto de toda la oposición, y vamos a hacerlo con mucha seriedad y compromiso por la seguridad. Ese fue otro gesto de que la oposición no está dispuesta a aceptar el atropello del kirchnerismo, y vamos a trabajar por los temas que a la gente le interesan. Esperemos tener una agenda de trabajo parlamentario en 2010 que sea bien distinta a la que se viene dando (González).

Seguramente que 2010 será un año relativamente tranquilo y las mayores diferencias se notarán a principios de 2011, cuando se acerquen nuevamente las elecciones…

- Seguro; pero creo que la gente el 28 votó por esta madurez política que estamos mostrando desde la oposición, que nos costó varios meses poder construirla, de la que también hemos hecho bastante autocrítica. Justamente hay que aprovechar este 2010 que no es electoral para poder trabajar enfrente por la gente (González).

Gladys, te sentirás orgullosa porque se eligió Bolívar como lugar de cierre de actividades en el interior bonaerense…

- Seguro, de todas maneras hay mucho todavía que hacer para crecer en Bolívar y en toda la Séptima. El resultado de la reunión de hoy tiene que ver con que después del 28 no paramos un minuto de recorrer cada uno de los distritos de la provincia, lo que nos dio el tiempo, entonces hay muchos referentes de distritos que no son de la Séptima que se han unido con la vocación de la unidad. Esta es una convocatoria de Unión Pro, nosotros somos unionistas y queremos estar trabajando juntos en la Séptima y en todas las secciones.

Me parece que estos gestos y terminar el año con un brindis todos juntos era la forma en que tenemos que comenzar el 2010. Para nosotros internamente, estar unidos amarillos (machistas) y colorados (denar-vaístas) en este trabajo de construcción política es muy importante (González).

Los debe reconfortar ver tanta juventud presente…

- Creo que la política argentina está cambiando, en lugar de tanta división y tanto enfrentamiento de acuerdo a viejas banderías del pasado, lo que se va a dar entre el pasado político y el futuro político, y me parece que la generación más joven va a tomar preponderancia muy rápidamente, porque es como que el sistema político y la clase política anterior se está desinte-grando. Me parece que el desafío de formar camadas jóvenes rápido es muy exigente y muy necesario (Pinedo).

¿Cómo lo ve a Manuel Mosca dentro de la juventud del Pro?

- Haciendo un esfuerzo, aprendiendo, trabajando, poniendo empeño, voluntad, vocación. Lo que más importa es la vocación de servicio, si los chicos piensan hacer política para que mejoren las cosas concretas en sus pueblos, tiene sentido, y si no les decimos que se dediquen a otra cosa.

Comentá la nota