Gladis Soto dijo que gente del mismo PJ la manda a perseguir.

La diputada nacional desmintió que su hijo haya estado manejando el auto donde encontraron droga. Dijo que estaba ella y que se la plantaron. Denunció persecución y pidió auxilio a Peppo.
La diputada nacional justicialista Gladis Soto acusó a la Policía de “plantarle” droga en su vehículo y dijo que ella y su familia son objeto de persecución política desde que asumió. No es la primera vez que se relaciona al hijo de la legisladora con drogas y la comisión de delitos. Esta vez, la información oficial señala que Facundo Campos conducía el auto de su madre el miércoles y que abandonó el vehículo mientras era perseguido por efectivos de la Policía que encontraron cocaína en el rodado.

Soto ayer dijo en declaraciones radiales que era ella quien conducía el automóvil marca Gol, que lo dejó estacionado y que una persona le advirtió que la Policía estaba revisando el mismo. “Cuando regreso, habían forzado la cerradura del baúl, ingresaron dos policías, abrieron la puerta, y como empezó a sonar la alarma, la apagaron en total confianza, como si el auto fuera de ellos”, dijo y aseguró que luego hicieron ingresar a dos testigos al auto y tiraron toda la documentación a la vereda.

Soto aseguró que es víctima de persecuciones y las asoció con su pedido de elevación a juicio de la causa por la Masacre de Margarita Belén y la investigación de las pistas de aterrizaje clandestinas en la provincia y el tráfico de drogas. Aseguró que habló del tema con el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Oscar Domingo Peppo, y con el gobernador, Jorge Capitanich, y que los funcionarios se comprometieron a investigar, pero que no le brindaron mayor apoyo.

Interna

Soto dijo que no descarta que la persecución venga del mismo Partido Justicialista ni que alguien esté tratando de “bajarla” para quedarse con su cargo. Desmintió que sus hijos sean problemáticos y dijo que, por el contrario, son víctimas de persecución y que deben cambiarse constantemente de escuela. “Quieren instalar la idea de que están vinculados a las drogas y a otros delitos”, dijo y aseguró que el delito al que estuvo vinculado uno fue un error de adolescente.

Peppo investiga

El ministro de Gobierno, Domigo Peppo, dijo, en declaraciones a radio Génesis, que está investigando si se produjeron las anormalidades que Soto denunció en el proceso y aseguró desconocer la cuestión de trasfondo político por el que la diputada dice que es víctima de persecución. “Si hubiera exceso o persecución, vamos a tomar las máximas medidas”, aseguró.

Comentá la nota