Giustiniani quiere debatir una nueva ley de Coparticipación

El senador nacional y candidato a renovar su banca por el FPCyS estuvo anoche en Sin Mordaza TV Rosario donde, en una extensa charla, abordó varios temas y expuso sus propuestas en el marco de la campaña electoral.
"Si queremos un país más integrado y equilibrado, debemos pelear por los recursos del interior", dijo. Habló del campo, de los "números" de la provincia y aseguró: "El 28 de junio, se juega el castigo o el premio al gobierno nacional".

Coparticipación

En este marco, el socialista comenzó hablando del polémico tema de la Coparticipación y de los fondos que le corresponden a la provincia de Santa Fe. "Lo que planteamos hoy es que se está violando el artículo séptimo de la Ley de Coparticipación Federal, que fija un piso mínimo del 34 por ciento. Sólo para Santa Fe, el hecho de no cumplir con ese piso significa $2.300 millones menos por año", informó.

"Si tomamos los cuatro impuestos principales que significan el 90 por ciento de lo que recauda la Nación, debemos tener en cuenta: primero, el IVA, el impuesto regresivo como ninguno, porque el trabajador que compra un paquete de yerba paga 21 por ciento de IVA, lo mismo que quien tiene mucho dinero. Segundo, las ganancias; tercero, las retenciones agropecuarias, que antes de esta distribución actual coparticipa cero peso, cero centavo. Cuarto, el impuesto al cheque, que si bien coparticipa el 30 por ciento, si a éste se le aplica la ley de Coparticipación, a la Provincia le queda el 15", detalló.

En tal sentido, Giustiniani reconoció la necesidad de que todos los legisladores nacionales por Santa Fe comiencen a debatir una nueva ley de Coparticipación: "El hecho de posibilitar un debate entre los principales candidatos sería lo ideal. Sería muy bueno el compromiso de la derogación de los superpoderes, porque esta es la otra herramienta para deslizar fondos de las provincias al orden nacional. Por ejemplo, los ATN no se coparticipan nada. Son con aportes de las provincias y nunca vuelven. En segundo lugar, el compromiso con el país federal: cumplir la actual ley de Coparticipación Federal y segundo impulsar una nueva ley".

El legislador explicó luego su propuesta respecto de este tema: "La nueva ley de Coparticipación Federal debe primero capturar las provincias con un 7, 5 por ciento más de lo que hoy tiene. Segundo, que se dejen de lado cosas que quedaron de los pactos fiscales de los '90, que significa que el 15 por ciento del Anses se lo lleva la Nación, cuando este organismo tiene superávit. Es decir, todas esas rémoras de pactos fiscales que significaron en otro momento y contexto un retraimiento de recursos de las provincias para financiar a la Nación, no tienen ningún sentido".

Consultado por si avizora un escenario nacional donde exista la posibilidad de que se debatan todos los temas, el candidato a senador por el FPCyS sostuvo que "hay que partir de la Constitución Nacional. Esta define al país federal y nuestras provincias son preexistentes a la Nación. Tenemos que discutir los recursos, de lo contrario no existirá el interior".

Para el senador, "si queremos un país más integrado, más junto, más equilibrado, pelear por los recursos para el interior es una cuestión fundamental; por eso es bueno debatir en la campaña electoral este tipo de temas".

Propuesta para el agro

Tras estas palabras, Giustiniani habló de la relación entre el gobierno y sector agropecuario, luego del extenso conflicto suscitado el año pasado y que aún no reviste una salida. De acuerdo con su opinión, el gobierno nacional "se puso a espaldas a la producción y el campo. El conflicto del año pasado puso un palo en la rueda al motor de la economía. Los productores agropecuarios no están sembrando trigo a raíz de la sequía pero, más aún, por la falta de certidumbre hacia delante dada la ausencia de políticas nacionales" en la materia.

"Nuestra propuesta para este sector apunta, en primer lugar, a crear un Consejo Agropecuario Nacional Ampliado, donde tengan participación todas las provincias y las entidades del agro. Es la única manera de lograr algo. El camino de la confrontación no lleva a nada: perdió el gobierno, porque disminuyó su imagen positiva, perdió el país y también el productor agropecuario, por eso, insisto, el camino del consenso para definir las políticas agropecuarias es lo que viene".

Déficit "manejable"

En otro orden de temas, el entrevistado fue interrogado por los números de la provincia, a partir de la polémica desatada días atrás, en la cual la oposición denunció el "rojo" que presentan hoy las arcas provinciales, desmintiendo al propio Ejecutivo. "Nosotros padecemos la misma situación que todas las provincias, pero la situación fiscal (de Santa Fe) es totalmente manejable. Hubo que reprogramar algunos pagos, pero es algo manejable. Si recorremos la geografía nacional, encontraremos la misma situación: holgura fiscal en la Nación y carencia en las provincias", apuntó.

Créditos para viviendas

Luego remarcó su disconformidad con el anuncio del Gobierno nacional relativo a los créditos para vivienda, porque -dijo- es "de difícil aplicación", y manifestó: "Nosotros planteamos al respecto que el 25 por ciento del plan de obra pública anual se destine a viviendas. Es la única posibilidad para que la construcción de viviendas vaya corriendo delante de la demanda, ya que hoy el déficit es de tres millones de familias".

"Segundo, la construcción debe ser descentralizada, porque si uno debe hacer una vivienda en San Lorenzo o Cañada de Gómez, al estar lejos el gobierno central, el municipio correspondiente lo va a aplicar muchísimo mejor, ya que va a lograr viviendas más económicas y más ajustadas a la realidad", agregó. Para los inquilinos, la alternativa expuesta desde el espacio que ocupa el senador es garantizar créditos personales, ya que no necesita de garantías propietarias.

La campaña

Ya adentrándose de lleno en el marco de la campaña política, Sin Mordaza preguntó a Rubén Giustiniani por el acompañamiento del gobernador Hermes Binner en este trayecto antes de los comicios, a lo que contestó: "Somos una fuerza política. Nosotros gobernamos Rosario desde hace 19 años y hoy estamos gobernando la provincia con las distintas fuerzas que integran el Frente Progresista. Siempre hemos planteado que cuando se pelea que lo que está en cargos ejecutivos desde el punto de vista nacional provincial y municipal, quien pierde es la gente que está en el medio. A nosotros nos tocó gobernar con colores políticos distintos: Rosario, por ejemplo, con un gobierno provincial y nacional justicialista. Y siempre preservamos la relación entre el intendente, el gobernador y el presidente. La tarea parlamentaria es esencialmente política, y eso manifiesta que nuestras distintas funciones determinan los perfiles, por las diferentes responsabilidades que hemos tenido. Los gobiernos deben ser los que den respuesta a las necesidades de la ciudadanía, por eso, esta relación institucionalmente correcta entre Municipio, Provincia y Nación, determinó una gestión que hoy, a 19 años, demuestra que Rosario está mejor. Lo mismo va a pasar con Santa Fe; ello obliga a tener buenas relaciones, más allá de los tironeos que pueda haber".

"Binner no está jugando a todo o nada. Y la gente sabe que ninguna elección es igual a otra. El 28 de junio se juega el castigo o el premio al gobierno nacional; yo creo que va a ser el castigo, por las equivocaciones del gobierno, por su tozudez, por su soberbia. Esto se va a expresar en el resultado electoral", aseguró.

"Además, hace dos años, nuestra provincia cambió de signo político y hoy, el Frente Progresista está en el gobierno, en la provincia y en muchas intendencias que tradicionalmente fueron justicialistas. Esto también va a pesar en el resultado electoral del 28 de junio", añadió, citando que "Reutemann arrancó (la campaña) con una alta diferencia, porque el justicialismo en Santa Fe tiene un piso alto. Pero hoy, estamos en un empate técnico, viniendo desde abajo, lo cual nos indica que podemos tener muchas perspectivas de triunfo".

Comentá la nota