Giustiniani cree que Binner 2011 depende de su elección

Al socialista Rubén Giustiniani le tocó definir el próximo domingo la elección santafesina contra Carlos Reutemann. Esa instancia será clave en el mapa electoral, no sólo por el peso de la provincia en los números generales sino porque, como afirma Giustiniani, de ese resultado puede comenzar a definirse un presidenciable para 2011. El socialista cree, obviamente, que será Hermes Binner.
Considera que el modelo de los Kirchner está acabado en lo político y también en lo económico. Pide tranquilidad al electorado y que se vote pensando en quitarle el poder al Gobierno en el Congreso. Éste es el diálogo que mantuvo con Ámbito Financiero.

# Periodista: ¿Cómo vienen sus números?

Rubén Giustiniani: Nosotros manejamos cifras que nos dan muy bien, con algunos puntos arriba, con una tendencia favorable, sobre todo porque venimos creciendo permanentemente desde que se inició la campaña electoral. Nosotros arrancamos abajo, Reutemann siempre estuvo arriba estabilizado en los 38, 39 puntos y ahora en las últimas semanas de cada cuatro indecisos tres vienen hacia nosotros, esto nos da una tendencia positiva para el 28 de junio de terminar con una diferencia a nuestro favor.

P.: El desgaste de estar en el Gobierno es una realidad que le pasó a Reutemann, según ustedes.

R.G.: No, él llegó con un nivel alto de conocimiento que le da el Partido Justicialista en la provincia de Santa Fe, su piso histórico digamos. Lo que pasó luego fue lo nuestro, nuestro crecimiento que no se da en desmedro de nadie, sino como consecuencia de un mensaje claro que fue entendido por buena parte de la gente de la provincia y que se apoya en dos ejes fundamentales. El primer eje es cambiar el Parlamento, es decir tener una oposición que no se cambie de camiseta en medio del mandato y que cambie la mayoría disciplinada que tuvo el kirchnerismo en estos últimos seis años. El segundo eje dice que hace dos años cambió el panorama en la provincia de Santa Fe donde ganó el Frente Progresista con Hermes Binner, y bueno, fueron 17 meses de gestión en contraste con dos décadas y media de gobierno justicialista. El cambio es grande: bajó la mortalidad infantil, acabamos de inaugurar un hospital en San Cristóbal, en educación pública se titularizaron muchísimos cargos docentes, se empezaron las clases en tiempo y forma como no ocurre en Buenos Aires y Capital.

P.: ¿Se define un presidenciable para 2011 dentro de los dos candidatos de Santa Fe?

R.G.: Binner evidentemente en cualquier análisis que se haga hoy, aparece como candidato potable para 2011. Su figura creció mucho y eso nos llena de responsabilidad, también sabemos que si esto se dio así es por la gestión. Diecinueve años de intendencia en Rosario nos permiten llegar a la gobernación en Santa Fe y hoy esto puede ser punto fundamental para aspirar a algo mayor. Pero las elecciones del domingo también son importantes para esas aspiraciones.

P.: ¿Quién es el adversario más temible ahora y de lo que viene, Kirchner o Reutemann?

R.G.: No, no... Temible ninguno, tenemos que ganarle a Reutemann el domingo y ver luego cómo emerge el kirchnerismo luego de esta contienda, si más debilitado o no. El peronismo tendrá luego del 28 evidentemente un proceso donde los distintos factores se verá cómo se ordenan, pero eso es tarea de ellos.

P.: ¿Cómo se ve jugando con Luis Juez?

R.G.: Muy bien, hay muchas coincidencias entre el Frente Cívico cordobés y el Frente Progresista santafesino. Estuvimos los otros días compartiendo en Josefino, una pequeña localidad límite, estuvimos coordinando para poner en marcha lo que es la autovía de la Ruta 19 que une Santa Fe con San Francisco, obra de vital importancia para todo el centro del país y que fue paralizada por este Gobierno nacional.

P.: ¿Cómo ve el escenario del 29 con una derrota del kirchnerismo? ¿Habría una crisis o un escenario de conflicto?

R.G: No, la sociedad tiene que votar con tranquilidad. Lo mejor que nos puede pasar es sacarle la mayoría parlamentaria al Gobierno, porque un Congreso con mayoría opositora es un mejor Congreso que va a sancionar mejores leyes y que va a generar un país más normal.

P.: Hay ceguera pública sobre la recesión...

R.G.: Todos se abrazan al éxito y les cuesta salir de un modelo que luego los lleva al fracaso rotundo, el problema es que en el medio estamos los argentinos. Pasó en su momento con la convertibilidad. Hoy se abrazan a esta concentración en la «Caja Central» de todos los recursos, están ahogando a todas las provincias y hay un esquema que ya no funciona que es el dólar alto, superávit fiscal alto, superávit externo alto y retenciones. Son cuatro patas que preparó Lavagna en su momento y que resultó positivo en ese momento, pero todo terminó, hay que ir a otro modelo. Hay que ponerles plata a los jubilados en los bolsillos para que consuman. Por eso esa angurria de acumular todo. Una ANSES nadando en plata y un jubilado con $ 690, tiene que cambiar el esquema económico para que esto comience a funcionar.

Comentá la nota