Giustiniani le bajó el tono a una alianza con Lilita y el radicalismo

El presidente del Partido Socialista (PS), Rubén Giustiniani, puso ayer paños fríos al acuerdo entre la UCR y la Coalición Cívica al advertir que todavía "no se ha formado un frente maduro para anunciar un acuerdo nacional".
El reconocimiento del socialista llega después de las críticas del ex presidente Raúl Alfonsín al entendimiento entre el titular de la UCR, Gerardo Morales, y de la Coalición, Elisa Carrió, por considerar que existen diferencias ideológicas entre ambas fuerzas.

Ayer, Ricardo Alfonsín intentó explicar el sentido de los cuestionamientos de su padre. "Lo que Alfonsín advirtió es que es necesario buscar acuerdos programáticos, no realizar simplemente alianzas electorales", argumentó el dirigente bonaerense, como parte de sus gestiones para alivianar los efectos del balde de agua fría que volcó su padre sobre el entendimiento opositor.

En ese sentido, la referente de la Coalición Cívica (CC) bonaerense, Margarita Stolbizer, aseguró que no cree que Alfonsín se haya expresado contra del acuerdo y atribuyó sus dichos "a los personeros que se esconden detrás del líder democrático".

La dirigente excluyó de futuros acuerdos políticos a Leopoldo Moreau y Federico Storani, ambos de la provincia de Buenos Aires. Hoy, Morales y Alfonsín se reunirán por la tarde para "aclarar el sentido" del comunicado y buscar caminos comunes.

Los límites que trazaron el presidente de la UCR y Carrió a una confluencia con el vicepresidente Julio Cobos son uno de los puntos centrales de desacuerdo.

El hijo de Alfonsín coincidió ayer con Morales en que el vicepresidente no puede retornar a la UCR mientras ocupe un cargo en el gobierno. Sectores del alfonsinismo identificados con el bonaerense Moreau figuran entre los principales impulsores del regreso de Cobos a la UCR.

Pero la novedad de mayor trascendencia fue la cautela expresada por el presidente del PS. Giustiniani manifestó que "las elecciones del año que viene pueden ser la primera estación de cara al 2011, pero todavía no se ha formado un frente maduro como para anunciar un acuerdo nacional".

Giustiniani negó que Carrió sea un obstáculo para un acercamiento aunque reconoció que "hay distintos estilos, diferentes enfoques y metodologías".

Cobos "positivo"

"Es positivo que exista diálogo entre las fuerzas de la oposición", afirmó el vicepresidente Julio Cobos sin entrar en pormenores sobre las diferencias internas frente a su figura, y dijo que el encuentro entre Morales y Carrió representa "un paso que no tiene que ver con un acuerdo electoral sino con el inicio de conversaciones".

Comentá la nota