Gitanos: el Concejo rechazó el veto a la ordenanza.

Lo hizo en duros términos. Los concejales reclamaron respeto hacia el cuerpo.
En duros términos el Concejo Deliberante rechazó por unanimidad el veto del Departamento Ejecutivo Municipal a la ordenanza que prohibe la instalación de "carpas de familias gitanas en la Capital.

"Nosotros nos equivocamos y lo reconocimos, pero desde el Ejecutivo se nos hacen cuestionamientos con mucho énfasis, nosotros nos equivocamos, pero ésta no es la manera", dijo el concejal lunista Enrique Rodríguez al hacer referencia al tema.

El edil destacó que hay muchas ordenanzas que el Ejecutivo no está cumpliendo y que desde el cuerpo deliberativo siempre se trató con mucho respeto al Ejecutivo. "Yo, humildemente, pido respeto para mi y para mis pares. Este cuerpo trabaja mucho y además da la cara cuando nos equivocamos", amplió el edil.

"Lo apresuraron al Intendente, este veto es innecesario", dijo el concejal durante su intervención parlamentaria.

Unos minutos antes, su colega Ernestina Cubiló también criticó el veto, aunque con un tono más moderado.

"Esta ordenanza está en reconsideración, y esto se había resuelto antes que llegue el veto y cumpliendo con el Reglamento interno. Vamos a analizar una eventual modificación, teniendo en cuenta las razones del Ejecutivo y sin desconocer su facultad de vetar la ordenanza", dijo la concejal, que forma parte del bloque de ediles del quintelismo.

Cabe destacar que el rechazo al veto fue unánime, incluyendo obviamente los votos de la bancada del oficialismo. Para lograr rechazar un veto se deben tener los dos tercios de los integrantes del cuerpo.

Fuentes deliberativas consultadas por NUEVA RIOJA adelantaron que los ediles modificarán la ordenanza en la comisión de Legislación, luego presentarán un proyecto consensuado ante el cuerpo y que intentarán contener los reclamos que el Ejecutivo les realizó a través del veto que firmó el propio Intendente hace dos semanas. Ése proceso se concretaría en las próximas sesiones.

Comentá la nota