Giro en la megacausa por evasión de $30 millones

El escándalo por la evasión impositiva que involucra abogados, contadores y empresas sanjuaninas, tuvo un giro y se abrió una puerta para que los detenidos recuperen la libertad.
El escándalo de la megacausa por la evasión impositiva de 30 millones de pesos, que involucra abogados, contadores y empresas sanjuaninas, tuvo un giro y se abrió una puerta para que los detenidos recuperen la libertad.

Según confirmaron ayer en el Juzgado Federal Número 2, se le otorgó la liberación el viernes a la tarde al empresario Daniel Eduardo Brisighelli, por falta de mérito. Esto es en forma provisoria, es decir, mientras se sigue con la investigación en los próximos cuatro meses. Luego, puede volver a prisión o seguir en libertad hasta el juicio.

Esta decisión se tomó en base a la evaluación de pruebas nuevas de la AFIP y del INV. Las mismas consisten en documentaciones que demuestran que hay empresas incluidas en planes de pago de la AFIP, por lo que fueron reconocidas legalmente, demostrando así que no son empresas fantasmas. "Por ahora no habría usina de facturas truchas", explicó una alta del Juzgado Federal Número 2, que hasta el viernes estuvo a cargo de Patricia Sanz y desde ayer sigue al frente de Miguel Angel Gálvez. La misma fuente informó que esto representa un giro en la causa.

Brisighelli estaba acusado de ser uno de los integrantes de la asociación ilícita para evadir impuestos, a través de una "usina de facturas". Esto es, sociedades fantasmas que venden facturas por servicios que nunca prestaron a empresas legalmente constituidas. Así, las firmas usuarias simulaban un aumento de costos y le pagaban a la AFIP menos impuestos de lo que deberían. Los otros integrantes de esa supuesta asociación son los contadores Francisco Martiniano Place y Graciela Vega Lecich, quienes siguen presos, pero podrían recuperar la libertad si sus abogados consiguen pruebas similares a las que aportó la defensa de Brisighelli, según fuentes de la justicia federal.

Comentá la nota