El girasol pierde terreno en Dorrego y la región

El girasol pierde terreno en Dorrego y la región

La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca realizó un relevamiento sobre su área de influencia y enfrentó los datos de la campaña 2013/14 con la 2012/13 y todos los números dieron en rojo: menos superficie, menos rinde y, consecuencia obvia, menos producción.

Los 12 partidos que fueron analizados pertenecen al sudoeste bonaerense y son Adolfo Alsina, Guaminí, Puán, Saavedra, Tornquist, Coronel Suárez, Coronel Pringles, Coronel Dorrego, Coronel Rosales, Bahía Blanca, Villarino y Patagones.

El área sembrada sufrió una caída del 29% al finalizar la campaña con 150.000 hectáreas implantadas frente a las 210.000 hectáreas del ciclo 2012/13. La mayor pérdida se registró en los partidos de Adolfo Alsina y Saavedra con una pérdida de más del 30% de superficie. En Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Puán y Coronel Rosales disminuyó el área más del 25%, mientras que en Coronel Suárez y Tornquist la reducción fue del 15 y 10% respectivamente.

Las hectáreas liberadas por el girasol fueron reemplazadas en su mayoría por soja y en menor medida por el cultivo de maíz. Fueron cosechadas casi la totalidad de las hectáreas sembradas, solamente se perdió el 2% de la superficie implantada.

En cuanto el rinde, también se observó una disminución importante del mismo. La falta de precipitaciones sumada a las elevadas temperaturas en los meses de diciembre y enero, afectaron drásticamente el cultivo. La caída registrada en este caso, también fue del 29% al pasar de 1400 kg/ha promedio en el ciclo 2012/13 a 1000 kg/ha.

Sólo en el partido de Coronel Pringles se observó una mejora del rinde frente a la campaña anterior al obtenerse 1200 kg/ha mejorando en 200 kilos al promedio último.

Siguiendo la tendencia bajista de superficie y rinde, la producción girasolera en la zona de influencia de la BCPBB también se vio afectada. La producción total fue un 47% inferior al contabilizar 160.000 toneladas esta campaña, frente a las casi 300.000 del ciclo 2012/13.

Razones

A la hora de buscar las posibles causas que están llevando al productor del sudoeste a tomar la decisión de sembrar menos girasol, la entidad bahiense señala:

* Priorizar otros cultivos más rentables, como la soja por su simplicidad de manejo y bajos costos; o el maíz doble propósito sembrado a bajas densidades.

* El girasol está sufriendo un fenómeno de marginalización y al desplazarse hacia zonas con mayor riesgo agroecológico genera que los rindes potenciales no se manifiesten, pese a la incorporación de tecnología.

* Al sembrarse en zonas marginales y alejadas a puertos de embarques, la elevada incidencia del flete impacta negativamente sobre la rentabilidad del cultivo.

* Al ser menos rentable, el productor disminuye la inversión en tecnología y genética, afectando los rindes.

* Problemas sanitarios como ataques frecuentes de isoca y palomas, llegaron a afectar el rendimiento entre 400-500 kg/ha.

* La posibilidad de mejorar la rentabilidad en la región con el doble cultivo cebada/soja.

Coment� la nota