El girasol se cosecha con uno de los peores resultados de la historia

SAENZ PEÑA (Agencia) La cosecha de girasol que se encuentra en pleno auge arroja en el domo central agrícola uno de los perores resultados de la historia. La causa principal fue la sequía que derrumbó los rendimientos hasta en un 50%, con una producción que no alcance a cubrir los costos, haciendo inviable la actual campaña.
Al punto que algunos productores directamente no les conviene cosechar porque entonces pierden.

Al principio de la siembra del cultivo, de acuerdo con los datos de los delegados extensionistas de toda la provincia, se implantó en aproximadamente unas 190.000 hectáreas. Pero hace dos meses se relevó una pérdida por la seca de unas 30.000 hectáreas aproximadamente.

Todo esto equivale una caída del área de siembra mayor al 35% con respecto a la campaña anterior en la que se logró una cobertura de 220.000 hectáreas cosechadas. O sea que hubo un importante retroceso en loa superficie de la oleaginosa.

Además del problema de la sequía se registró una caída de granizo en una zona bastante importante que abarcó cinco o seis departamentos de la provincia que provocó la pérdida de entre 15.000 a 20.000 hectáreas más.

Entonces, la superficie total de esta campaña se estima en unas 140.000 hectáreas aproximadamente, que siguió afectado por la sequía y sobre todo por las elevadas temperaturas que se dieron a principio del mes de diciembre.

EStp fue determinante para que los rendimientos, salvo en muy pocas excepciones, cayeron entre 300 y 700 kilos por hectárea. Un resultado que ni siquiera alcanza a cubrir los costos de producción.

“Por ejemplo, en la zona de Hermoso Campo, hay cultivos donde ni siquiera entra la máquina a cosechar porque no conviene”, dijo el ingeniero Jorge Vicini, director de Agencias del Extensión del Ministerio de Economía y Producción de la Provincia.

Muy bajos rendimientos

Esas pocas excepciones de las que se habla, son de productores que están obteniendo 1300 a 1400 kilos. El resto se encuentra por debajo de los 1000 kilos.

“Se trata de productores que trabajaron bien tecnológicamente, que han realizado barbechos. La siembra en sistema lister o semilister. Y que obviamente tuvieron una lluvia que los ha favorecido, que más la humedad que había acumulado, pudo hacer prosperar el cultivo”, dijo Vicini.

Pero aún así, con las buenas prácticas de siembra, aplicando toda la tecnología disponible, estos agricultores obtuvieron menos de 1400 kilos por hectárea, cuando el promedio para girasol es de 1600 a 1700 kilos.

Asistencia para granizo

El pago de una asistencia sobre granizo se realizó sobre un fenómeno que afectó a los productores en noviembre de 2007, que se pagó por octubre del año pasado.

Pero sobre el mismo fenómeno meteorológico que castigó a los cultivos durante el año 2008, se realizaron los censos a cargo de los delegados del Ministerio de Economía, Producción y Empleo que podrían ser considerados para el pago de un subsidio.

“Pero eso no está confirmado. Es algo que lo decidirá el gobernador Jorge Capitanich; o el ministro de la Producción, licenciado Eduardo Aguilar.

Comentá la nota