"Nos girarán la plata presupuestada"

El Estado cierra el año con superávit primario.
En el Poder Ejecutivo afirman que la mejor receta para demostrar que la gestión es eficiente en materia fiscal es tan simple como difundida: no gastar más de lo que ingresa. "Tucumán terminó el año con un superávit primario: gastamos menos de lo que ingresó", puntualizó el gobernador José Alperovich.

El mandatario calificó como prolija la administración de los fondos y que eso se evidencia en sus acciones de Gobierno. "Abonamos dos sueldos y medio. Y, de la deuda pública, pagamos los intereses más parte del capital (gran parte es refinanciado por la Nación). A la par de esta administración prolija, batimos récord de recaudación en Rentas, que probablemente este mes alcance los $ 160 millones", remarcó.

Frente a las críticas por la posible acumulación de reservas de lo generado durante los años de crecimiento económico, el jefe del Ejecutivo indicó que nadie le puede discutir que su gestión guarda la plata. "Hicimos muchísimas obras públicas: le dimos soluciones a la gente. Y, fundamentalmente, estamos volviendo a los bajos niveles de desempleo de 2008: el cuarto trimestre nos da un índice del 8%. Esto no incluye el plan ’Argentina Trabaja’, que comienza a implementarse a partir de enero", expresó. "Creo que no es poco -recalcó-, considerando que recibimos la provincia hace seis años con un 25% (de desocupación)".

Observando el escenario 2010 para las finanzas públicas, Alperovich consideró que no habrá problemas en el giro de los fondos coparticipables que, durante este año, disminuyó a razón de $ 30 millones mensuales. "Eso ocurrió porque atravesamos una crisis como nunca antes habíamos visto", justificó el gobernador. Estimó que el año que viene, el Gobierno nacional respetará las partidas asignadas a Tucumán por las transferencias de fondos coparticipables. Si se cumple ese pronóstico, la provincia debería recibir $ 3.915 millones

Comentá la nota