GIORGIS EN LA MARCHA POR DAMIANA Y SHAKIRA “La medida de la jueza es totalmente reprochable”

“La medida de la jueza (Cristina Baladrón) es totalmente reprochable”, opinó ayer la diputada del FrePam, Claudia Giorgis, después de participar de la marcha del viernes, en reclamo de la restitución de las niñas Shakira y Damiana a las familias sustitutas que las criaron desde pequeñas.
La legisladora justificó su presencia en la movilización porque “si bien no tenemos en la mano cuál puede ser la salida, la expresión de la gente pone condiciones para que se resuelva y de otro modo no se producirían los cambios”.

“Lo que ha pasado claramente es que ni el Estado ni la jueza han tenido en consideración el interés superior del niño. Eso es un dato de la realidad. Ningún otro interés, ni siquiera el de una familia adoptiva o ninguna cuestión de plazos, puede esgrimirse frente al interés superior del niño”, advirtió en declaraciones radiales.

“Cuando se han establecido lazos afectivos y vinculares importante en una familia, ese es el interés superior a preservar. Es la etapa inicial de la vida del niño”, alertó.

El bloque del FrePam ya planteó en la Legislatura un pedido de informes sobre las actuaciones judiciales y del área social del Estado provincial en el caso de las dos pequeñas. Giorgis reveló que durante la marcha del viernes tomó contacto además con otras familias sustitutas en las cuales podrían replicarse los casos de Shakira y Damiana.

“En lo personal, creo que la medida de la jueza es totalmente reprochable porque no hay argumentos superadores del derecho del niño. En este caso, sea por el Estado, por la Justicia, por el sistema, no puede ser esgrimido en contra del interés superior del niño”, insistió.

La diputada señaló, además, que están estudiando legislación comparada y analizando las leyes nacionales que protegen los derechos del niño. “Pero no hemos podido arribar a una conclusión sobre qué es lo que podemos aportar desde la Legislatura como aspecto normativo para la provincia”, acotó Giorgis.

“En la medida de que el Estado esté realizando un buen control y una buena supervisión, que el niño esté bien cuidado, justamente si el niño está bien cuidado y se establecieron lazos afectivos, no tiene la culpa el niño que por otros motivos se hayan demorado dos o tres años en determinar cuál será su familia definitiva. Es muy grave arrancarlo del lazo que se ha creado”, concluyó.

Comentá la nota