Giorgi y Alarcón frenaron proyecto de Moreno que pretendía un mayor control a las exportaciones lácteas

Giorgi y Alarcón frenaron proyecto de Moreno que pretendía un mayor control a las exportaciones lácteas
Asustado por el posible efecto en el mercado interno del incremento en la leche en polvo en el mundo, el secretario de Comercio Interior intentó un plan para reinstalar un mecanismo restrictivo de las ventas al exterior, que estuvo vigente hasta marzo pasado. Ambas funcionarias lo detuvieron
Esto sucede en momentos en que el Gobierno convocaría el próximo lunes a una reunión del Grupo Lácteo, un espacio de productores, industriales y funcionarios que funciona en el ámbito de la Secretaría de Agricultura y que no se reúne desde hace meses.

Moreno ante la recuperación en el mercado internacional pensó en reflotar el precio de corte, mecanismo que comenzó a aplicarse en 2007 con el objeto de compensar la diferencia de precios entre el mercado interno y la exportación. Esto es, para evitar que los exportadores les restaran, ante los buenos valores internacionales de la leche en polvo, capacidad de compra a las industrias del mercado interno.

Ese mecanismo empezó sobre la base de un valor de 2100 dólares la tonelada de leche en polvo. Superada esa marca, el excedente iba a un fondo que controlaba el Estado para repartir en el sector.

En lugar de modificarlo rápidamente en función de lo que ocurría en el mercado internacional, el Gobierno demoró cualquier cambio y, en un determinado momento, este mecanismo llegó a representar casi el pago de una retención real del 50%. El valor más alto del precio de corte fue de 3116 dólares la tonelada. Pero el final para este esquema fue en marzo pasado, cuando se lo desactivó en el mismo momento en que se anunciaba la eliminación de las retenciones al sector según informa el diario La Nación.

Sin embargo, el funcionario sigue con un ojo sobre el sector a pesar del freno impuesto por Giorgi y Alarcón. Está pidiendo los datos de los stocks y de las exportaciones de las empresas. Quiere asegurarse de que ninguna empresa exporte, a riesgo de que falte leche en mercado interno.

Comentá la nota